Blog 
La opinión de Víctor
RSS - Blog de Víctor Almonacid Lamelas

El autor

Blog La opinión de Víctor - Víctor Almonacid Lamelas

Víctor Almonacid Lamelas

Secretario de Ayuntamiento (a mucha honra). Jurista docente, ponente, y escritor (que no “escribiente”). Deportista. Semiexperto en algunas cosas (Derecho público, gestión municipal, administración electrónica…) y aprendiz de todo lo demás. Analista sociopolítico independiente.

Sobre este blog de Nacional

Este es un espacio web donde regularmente comentamos nuestras impresiones sobre Derecho, política, economía, Administración, sociedad, cultura y deporte, siempre desde el punto de vista constructivo de los que tenemos la buena voluntad (con más o menos acierto) de mejorar las cosas. TW @nuevadmon


Archivo

  • 05
    Julio
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Cuando "algo" sale de "nada"

    No voy a sumarme al carro de "la partícula de Dios" en plan oportunista, ni mucho menos demagógico, ni muchísimo menos científico, cosa que no soy... Pero sí diré que le vengo siguiendo la pista al tema desde hace años. Mi género literario favorito siempre ha sido la CiFi. Mi mayor afición "extraescolar" es leer libros de divulgación científica para "legos" (quizá para paliar las limitaciones de mi formación "de letras"). Y desde pequeño, cuando no existían las ediciones digitales de los diarios, siempre recortaba las noticias de ciencia. Todo eso no me legitima por supuesto para hablar del tema como si fuera una autoridad, pero sí para escribir esta entrada, una especie de segunda parte de esta otra.


    En efecto, el bosón de Higgs estaba predicho por el físico escocés Peter Higgs (ayer emocionadísimo), quien conjeturó su existencia hace más de 40 años para explicar el misterio de la masa en el Universo, y por extensión de su origen, de ahí que también sea conocida como "partícula de Dios". Higgs ya adelantó que su descubrimiento, ahora una realidad, permitiría explicar por qué tienen masa las partículas que la tienen, completando el Modelo Estándar que describe las partículas elementales y las interacciones entre ellas. En este contexto hace pocos años se ultima la construcción del Acelerador de Partículas (LHC), para realizar este y otros experimentos. Los especialistas sumaron dos y dos y vaticinaron que el LHC era suficientemente potente para descubrirlo o para descartar su existencia. Lo ha sido. Estamos ante un grandísimo descubrimiento.


    Ahora parecen más cerca que nunca las respuestas a las grandes preguntas: 

    • ¿Existe Dios?
    • ¿Cuál fue el principio de todo?
    • ¿Cómo fue?
    • ¿Por qué?
    • ¿Existe un final?
    • ¿Se puede revertir la entropía? (Asimov se lo preguntaba una y otra vez)
    • ¿Cuál es el origen de la materia?
    • ¿Cuál es el origen de la materia viva?
    • ¿Cuál es el origen del hombre?
    • ¿Cuál es el destino del hombre?

    Pero el interrogante más enigmático (seguramente no el más interesante) al que responde es... ¿Algo puede salir de nada? Si la respuesta a esta pregunta es sí, estamos ante algo grandioso.

     

    En otro orden de cosas, el descubrimiento supone una revolución tecnológica y también económica, como ya han señalado algunos medios, al tiempo que origina una especie de círculo virtuoso que, a nuestro entender, se va a desarrollar de la siguiente manera:

     

    1. Julio de 2012: se demuestra la existencia del bosón de Higgs.
    2. 2012: se aumenta la inversión en el Proyecto CERN, y genéricamente en las partidas de I+D de Europa y los Estados.
    3. Paralelamente, se generan numerosos puestos de trabajo, en el CERN y "en ciencia", y expectativas de estudios y de profesiones para la gente joven o incluso "non nata".
    4. La mayor inversión en dinero y talento supondrá una progresión geométrica en el avance científico de la Humanidad.
    5. Intuyo que para cuando yo sea viejo el mundo habrá cambiado mucho con respecto a hoy día (nuevas formas de energía espero que sostenibles, tecnología de "novena" generación, cambios revolucionarios en comunicaciones y telecomunicaciones, viaje espacial, colonias espaciales...).

    Y me paro, porque me emociono.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook