Blog 
La opinión de Víctor
RSS - Blog de Víctor Almonacid Lamelas

El autor

Blog La opinión de Víctor - Víctor Almonacid Lamelas

Víctor Almonacid Lamelas

Secretario de Ayuntamiento (a mucha honra). Jurista docente, ponente, y escritor (que no “escribiente”). Deportista. Semiexperto en algunas cosas (Derecho público, gestión municipal, administración electrónica…) y aprendiz de todo lo demás. Analista sociopolítico independiente.

Sobre este blog de Nacional

Este es un espacio web donde regularmente comentamos nuestras impresiones sobre Derecho, política, economía, Administración, sociedad, cultura y deporte, siempre desde el punto de vista constructivo de los que tenemos la buena voluntad (con más o menos acierto) de mejorar las cosas. TW @nuevadmon


Archivo

  • 01
    Junio
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    El riesgo de la prima de riesgo

    Como todos sabemos por las noticias (últimamente siempre bad news), hemos alcanzado las cotas históricas más altas en la prima de riesgo, lo cual podría tener consecuencias nefastas para la economía y los ciudadanos españoles en los próximos meses. EFE informaba ayer en este sentido:

     

    Como vemos la situación es delicada. Pero lo primero que debemos hacer antes de explicar estas graves consecuencias es definir (nuevamente) el concepto "prima de riesgo", hoy día el medidor más importante de la situación económica de un país. Más allá de la definición más que coloquial que dábamos el otro día en un artículo de corte jocoso (alguien ya me ha indicado la improcedencia de hacer broma sobre temas económicos, aunque discrepo), la definición oficial de wikipedia, mucho más técnica, es la siguiente:

    "es la cantidad mínima de dinero que hace que el rendimiento esperado de un activo con riesgo exceda el rendimiento conocido de un activo libre de riesgo, o el rendimiento esperado de un activo menos arriesgado, induciendo así a un individuo a mantener el activo arriesgado en vez del activo libre de riesgo. Así, es la mínima propensión a pagar un precio por el riesgo.En el mercado de deuda pública, la prima de riesgo, también conocida como diferencial de deuda, es el sobreprecio que paga un país para financiarse en los mercados en comparación con otros países.De esta forma, cuanto mayor es el riesgo país, más alta será su prima de riesgo y más alto será el tipo de interés de su deuda. Dicho de otra forma, es la rentabilidad que exigen los inversores (interés) a un país para comprar su deuda soberana en comparación con la que exigen a otros países. La prima de riesgo significa, de este modo, la confianza de los inversores en la solidez de una economía".

    A mayor abundamiento, la prima de riesgo (uno de los términos compuestos más buscados en google en los últimos días/semanas) ya tiene su propia web: http://www.primaderiesgo.com/, en la que también se aclaran muy bien los conceptos (el propio de "prima de riesgo" y los complementarios: "deuda pública" y "rentabilidad de la deuda").

    Pero quédense sobre todo con una frase: "es la propensión a pagar un precio por el riesgo". Que España sea un mercado muy arriesgado en este momento desde luego no es una buena cosa. Cuanto mayor es la prima de riesgo más caro es invertir en España y, a la postre, por una suerte (o "mala suerte") de efecto dominó, más posibilidades hay de que nos rescaten. Y que a uno le rescaten no es nada deseable, sobre todo porque el rescate parte de la premisa de que uno está en situación de que lo rescaten (es decir: una muy mala situación). Y que conste que ahora no estamos hablando del rescate de Bankiarrota (perdón por el chiste), cuya naturaleza es muy distinta.

    Como señala www.primaderiesgo.com: "Crecer poco, significa existencia de poco consumo que conduce a disminución en las recaudaciones impositivas, a menos creación de empresas y puestos de trabajo y a un aumento de las prestaciones por desempleo, pudiendo caer el Estado en terribles círculos viciosos de los que resulte cada vez más complicado salir".

    En cuanto a las consecuencias o efectos, no ya para el país, sino para el consumidor, la web de la Fundación Eroski (Eroski consumer) señala perfectamente las siete principales (entre derivaciones directas e indirectas):

    1. Desconfianza hacia España.
    2. Subida de impuestos.
    3. Menos consumo.
    4. Recorte de salarios a funcionarios públicos.
    5. Créditos más caros.
    6. Bolsa a la baja.
    7. Euro más barato.

    ¿Pero por qué hemos llegado a esta situación?

    Citando por útima vez la fuente (primaderiesgo.com): "Resulta necesario tener muy presente, que una política severamente austera y la búsqueda de una drástica reducción del déficit, en un corto plazo de tiempo, puede ser muy contraproducente para un Estado, pues los excesivos ajustes y recortes, pueden conducir a su economía, a un estancamiento e incluso a una recesión, empujando al país a una situación muy contraria a la que se pretendía. Los ajustes y los recortes públicos, pueden suponer nuevas perdidas de puestos de trabajo, menor poder adquisitivo para los ciudadanos, más retraimiento en el consumo y con todo ello, menos crecimiento económico. En este sentido, lejos de salir del circulo vicioso, se habría adentrado más en él, agravándose el problema y alejándose más, de la deseada reactivación y recuperación económica. Así, si en un principio se pretendía que la prima de riesgo se relajara, gracias a las severas políticas antidéficit, se habría conseguido el efecto contrario, pues ante un agravamiento de la situación económica de un país, su prima de riesgo puede fácilmente dispararse. Los gobiernos tratan de ser muy cuidadosos y buscan el difícil equilibrio entre austeridad, reducción del déficit, reformas y crecimiento económico, poniendo todo su empeño en huir de los mencionados círculos viciosos, para instalarse en los deseados círculos virtuosos, en los cuales el crecimiento económico, las cuentas saneadas y la buena gestión de la economía y de los recursos, lleven a la prosperidad y a la creación de empleo; repercutiendo todos estos factores a su vez, en un mayor desarrollo económico".

    Más claro agua: se debe pasar de un círculo vicioso a un círculo virtuoso. La clave es el equilibrio: a un pueblo machacado por la crisis no se le puede avasallar con medidas económicas drásticas. En el argot a esto se le llama "romper la baraja". Tampoco se resuelven las situaciones con el laissez faire laissez passer, lo tengo claro... No es fácil gobernar (lo cual se encargan de demostrar continuamente nuestros gobernantes).

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook