Blog 
La opinión de Víctor
RSS - Blog de Víctor Almonacid Lamelas

El autor

Blog La opinión de Víctor - Víctor Almonacid Lamelas

Víctor Almonacid Lamelas

Secretario de Ayuntamiento (a mucha honra). Jurista docente, ponente, y escritor (que no “escribiente”). Deportista. Semiexperto en algunas cosas (Derecho público, gestión municipal, administración electrónica…) y aprendiz de todo lo demás. Analista sociopolítico independiente.

Sobre este blog de Nacional

Este es un espacio web donde regularmente comentamos nuestras impresiones sobre Derecho, política, economía, Administración, sociedad, cultura y deporte, siempre desde el punto de vista constructivo de los que tenemos la buena voluntad (con más o menos acierto) de mejorar las cosas. TW @nuevadmon


Archivo

  • 13
    Mayo
    2017

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Nacional Seguridad Vial Ciclismo

    No sabéis divertiros. No sabéis nada.

    Hace dos semanas, el conductor de un todoterreno atropelló a dos ciclistas en la carretera de Sant Josep a Sant Antoni en Ibiza –matando a uno de ellos– y se dio a la fuga. Eran las 11h. Finalmente localizado, se le sometió a un control de alcoholemia, dando positivo con un resultado de 0,95 milígramos por litro de aire, el cuádruple de lo permitido (ver el resto de la noticia en el Diario Levante EMV).

    Una semana más tarde, en similares circunstancias, tres ciclistas resultaron muertos y dos más graves al ser atropellados por una conductora de 28 años, ebria (0,80 miligramos) y drogada, en Oliva. Eran en este caso las 8.30 de la mañana. Esa hora del fin de semana en la que unos salen a hacer deporte y otros vuelven de ¿divertirse? (ver el resto de la noticia en el Diario Levante EMV).

    Por último (ójala fuera de verdad el último), hoy sábado se ha vuelto a repetir la historia. Esta vez ha ocurrido en Riudoms (Tarragona), donde otra joven conductora (26 años) en estado de embriaguez (0,61 miligramos) ha arrollado con su vehículo a seis ciclistas.

    Mientras tanto la Dirección General de Tráfico (DGT) estudia medidas contra los reincidentes que se ponen al volante bajo los efectos del consumo del alcohol y drogas, con el objetivo de frenar la «sangría» de ciclistas arrollados por este tipo de conductores durante los fines de semana.

    No dudamos de las buenas intenciones pero las medidas que se tomen, sean las que sean, serán insuficientes. Dicho lo cual, mucho mejor si son preventivas (educación en valores, si puede ser desde pequeños) que reactivas (fuertes multas).

    Valga el presente como una fuerte crítica social, ejemplarizada en este caso en la nefasta tendencia de atropellos de deportistas (sí, los amateur también lo son) con un perfil de edad de "cuarenta y tantos" (y más mayor) que sabe disfrutar del ocio, por parte de fiesteros, normalmente, pero no siempre, de veintitantos, cuya idea de divertirse se identifica con pasar noches enteras en vela consumiendo drogas y alcohol, sustancias que les evaden de la realidad. Y luego conducen, muertos de cansancio, muy mermados en sus facultades, buscando somnolientos su catre para pasar el domingo durmiendo. Este es el momento más peligroso, claro está. Pero esto se tiene que acabar. Según fuentes de la propia DGT, 43 ciclistas murieron atropellados en España en 2015, y “solo” 33 en 2016. Ya van unos cuantos en 2017, incluido algún deportista profesional, como Michele Scarponi (en este caso en Italia). El problema es que cada vez quedan menos para atropellar (yo mismo dejé de salir en bici por este motivo)… Y conductores borrachos, drogados o que chatean al volante, cada vez hay más.

    Obviamente a los homicidas (ojo a los no muy cultos o simplemente susceptibles, no dije “asesinos”) les espera una temporada en prisión. Bien. Yo además los condenaría a cambiar su modus vivendi y a salir en bici los domingos a las 7 de la mañana. Conmutable por correr, o nadar. O practicar senderismo. Esto sí que sería reinserción. Mejorarían en salud física y mental, empatizarían con las víctimas… Y quizá hasta entenderían el verdadero significado de “pasarlo bien”.

    No sabéis divertiros. No sabéis nada.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook