Blog 
La Pluma Mestiza
RSS - Blog de José Luis Lagardera

El autor

Blog La Pluma Mestiza - José Luis Lagardera

José Luis Lagardera

Soy José Luis Lagardera, estudiante de Periodismo de la Universitat de València. Colaborador de la Cadena SER de Xàtiva y del Levante-EMV de La Costera. Mi página personal es http://elreinodelesfuerzo.wordpress.com/

Sobre este blog de Internacional

Este es un blog dedicado a analizar el día a día de las noticias con las que abrimos los ojos, y aquellas que a veces nos instan a cerrarlos.


Archivo

  • 02
    Octubre
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Amanecer gris

     Grecia vive el Amanecer más oscuro que se recuerda en los últimos meses. Hace siglos los griegos conquistaban el mundo, extendían su cultura y libraban batallas de las que, en la mayoría de ocasiones, conseguían salir airosos; hoy la guerra, aunque no sea en campo abierto, se encuentra en su propio territorio, y quizás sea más cruenta que la de aquel tiempo de túnicas y Dioses en el Olimpo.

    Atardece en el grupo ultraderechista del país heleno; el ocaso se cierne sobre un partido político en el que el 7% de la población depositó sus votos, lo que les llevó a conseguir 18 diputados en el Parlamento, en un intento a la desesperada por cambiar el rumbo de una recesión que provocaba hambre, disputas y enervación. Y es que como si de un castillo de naipes se tratara, la popularidad y confianza en ellos se ha ido desmoronando a merced de los acontecimientos.

    En un partido elegido democráticamente, en un país democrático, no cabe un asesinato como el del cantante de hip-hop y militante antifascista Pavlov Fissas el pasado 18 de septiembre, por el simple hecho de tener opiniones dispares. Pero este solo es el último capítulo de un libro en el que se suceden los desmanes: agresión a una militante de un partido de la oposición en un programa televisivo, ataques violentos y xenófobos contra los inmigrantes del país –ya sean con o sin papeles- o la filiación neonazi del partido, que niegan, aunque entre sus señas de identidad se encuentren el saludo con el brazo en alto o una especie de cruz gamada.

    Apuñalado. Así dejaron a Fissas, y así han dejado el sistema democrático griego, y la indignación crece. Más de 5000 personas se dieron cita en las calles para protestar por la última aberración de Amanecer Dorado, con carteles que buscaban despertar conciencias, como el que rezaba uno en Keratsini: “Hoy ha sido Pavlos, mañana puede ser tu hijo, o tu amigo”. Y mientras, en el seno ultraderechista, tan solo quedan 12 representantes, aunque eso sí, cuentan con más de 3000 hombres entrenados y 50 escuadras de asalto, algo más propio de un ejército que de un partido político que debe velar por la unidad del país y por la mejora de unas condiciones sociales pisoteadas por la crisis económica en la que todavía se siguen viendo envueltos.

    El declive es evidente. La escalada hacia el poder griego en 2012 fue silenciosa y respaldada por los sectores más desfavorecidos, que abogaban por un cambio sustancial; pero la estada en la cima tiene sus riesgos, y puede acabar, como en esta ocasión, en un despeñamiento. La caída libre dejará secuelas en un partido que creyó en el “vale todo” para imponer sus ideales, sin pensar en que el apoyo popular es indispensable para construir el país; un país que necesita que amanezca, pero para todos.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook