Blog 
La Pluma Mestiza
RSS - Blog de José Luis Lagardera

El autor

Blog La Pluma Mestiza - José Luis Lagardera

José Luis Lagardera

Soy José Luis Lagardera, estudiante de Periodismo de la Universitat de València. Colaborador de la Cadena SER de Xàtiva y del Levante-EMV de La Costera. Mi página personal es http://elreinodelesfuerzo.wordpress.com/

Sobre este blog de Internacional

Este es un blog dedicado a analizar el día a día de las noticias con las que abrimos los ojos, y aquellas que a veces nos instan a cerrarlos.


Archivo

  • 15
    Noviembre
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    "Llavors ho podrem tot"

    La palabra 'necesidad' implica muchos factores. Hay aspectos que se pueden o no discutir, hay decisiones que se pueden aprobar o rebatir, pero aquello que es necesario es, implíctamente, fundamental.

    Fundamental es, para los valencianos, disponer de una televisión que defienda sus intereses, que luche por seguir difundiendo la cultura y la historia a través de las imágenes de nuestro territorio y de la voz en nuestra lengua. Porque tener un idioma propio implica mucho sacrificio a la hora de mantenerlo, de custodiarlo y de expandirlo. Una televisió pública, de calidad y en valenciano es necesaria, 'perquè com a valencians tenim aquest dret a l'Estatut d'Autonomia'.

     
    La decisión del Consell ha sido un punto de inflexión. Quizás la televisión de los valencianos no se había tomado en serio su papel y su importancia escondiendo tragedias y casos de corrupción, siendo un instrumento del poder; quizás la pluralidad no se veía representada, y la gente había ido perdiendo su confianza. Pero, tras anunciar su cierre, parece ser que el gigante ha despertado, promovido por miles de voces que gritan al unísono para no perder sus derechos, porque nunca es tarde para cambiar las cosas y hacer lo correcto.
     
    Es una decisión revocable, tan solo tienen que recapacitar. Un servicio público no puede ser dinamitado tan fácilmente. Que sí, que 1700 trabajadores son demasiados y que la deuda asciende a una cifra de vértigo, pero eso no es culpa ni de los trabajadores ni de los valencianos. Los mismos que nos metieron en ese pantano deben ser valientes para sacarnos de estas arenas movedizas. Porque soluciones hay, aunque no gusten; porque aeropuertos sin aviones y ciudades de cine arruinadas deberían saltar por los aires mucho antes que un servicio público y esencial; porque un ERE ha de hacerse correctamente (como ha demostrado la sentencia del TSJV), y no utilizar criterios sin sentido que todavía oscurezcan más el futuro; porque 1700 familias no pueden acabar en la calle por la incompetencia de unos pocos, y el futuro de la comunicación audiovisual y del periodismo no puede verse lapidado con tanta facilidad.
     
    Dentro de unos días, en Les Corts, unas pocas personas tienen la oportunidad de hacer historia. De demostrar al pueblo valenciano que de verdad se preocupan por los intereses de todos, y no tan solo por los propios; tienen la oportunidad de salvar RTVV, y si esto ocurriese ya llegará el momento de replantearse cosas y hacerlas bien. Como decía Vicent Andrés Estellés 'Hi haurà un dia en que no podrem més i llavors ho podrem tot', y ese día está más cerca de lo que parece.
     
     
     
     
     
     
     
     
     

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook