Blog 
Mi cuarto (no tan) secreto
RSS - Blog de Pilar Descalza

El autor

Blog Mi cuarto (no tan) secreto - Pilar Descalza

Pilar Descalza

Me llamo Pilar y descalzos son mis pies. Nací en Madrid y me siento valenciana de adopción. Me gusta definirme como una mujer madurita pero con espíritu joven.

Sobre este blog de Valencia

Lugar donde escribo sobre el día a día, lo que me rodea y me afecta. ...


Archivo

  • 02
    Diciembre
    2015

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Nacional

    Reforma de la Constitución, asignatura pendiente

    Reforma de la Constitución, asignatura pendiente

    El próximo día 6 de diciembre nuestra Constitución cumplirá 37 años.

    Tiempo de sobra para darse cuenta que en algunos aspectos hay que reformarla.

    Ya sufrió dos modificaciones a instancias de la Comunidad Económica Europea.

    - en 1992 la reforma consistió en añadir, en el artículo 13.2, la expresión "y pasivo" referida al ejercicio del derecho de sufragio de los extranjeros en elecciones municipales.

    - en 2011 la reforma consistió en sustituir íntegramente el artículo 135 referido a garantizar el principio de estabilidad presupuestaria vinculado a todas las Administraciones Públicas. 


    Pero para llevar a cabo tal empresa debería haber un amplio consenso entre partidos más allá de la mayoría parlamentaria que se necesita por ley.
    Hoy por hoy esto es impensable cuando cada partido va a la suya, estando más preocupados por no perder su cota de poder que del bien común.

     

    Sin ser entendida en la materia pero aplicando el sentido común, creo que la reforma constitucional tendría que ir por los siguientes derroteros:

    - Desaparición de algo tan obsoleto como la prevalencia, en el mismo grado, del varón sobre la mujer en la sucesión al trono

    - Reforma del Senado para hacer de él una cámara territorial efectiva.

    - Definirse con mayor claridad las competencias exclusivas del Estado, suprimir las duplicidades.

    - Reforma del sistema electoral. Aunque mejoraría la cosa con una buena ley donde hubiera cabida a listas abiertas o a una mejor representación de la voluntad del pueblo (la fórmula electoral o Ley D'Hont).

    - Añadir como derecho fundamental el de la protección de datos

    - Modificar el sistema de elección de los miembros del Consejo General del Poder Judicial o de los magistrados del Tribunal Constitucional para que sea de verdad eso de “la independencia de la Justicia”.


    De todas formas creo que no todo es reformable porque no todo es malo.
    No se debería confundir el descrédito de los representantes políticos con el descrédito de la Constitución.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook