Blog 
MICROMONÓLOGOS DE CADA DÍA
RSS - Blog de Marc Llorente

El autor

Blog MICROMONÓLOGOS DE CADA DÍA  - Marc Llorente

Marc Llorente

Probablemente me conocerán a través de la crítica de espectáculos de INFORMACIÓN. Pero uno también le da al periodismo de opinión y a otros géneros.

Sobre este blog de Cultura

La actualidad social y política, la cultura y la creatividad literaria componen un "ménage à trois" perfecto. El realismo, el surrealismo, el absurdo lógico, la acidez o la ternura pueden darse la mano con unas rápidas pinceladas que expondremos para ustedes.


Archivo

  • 17
    Enero
    2015

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Confesiones en la soledad de mi despacho (1)

    Confesiones en la soledad de mi despacho (1)

     

    Lo confieso ahora que no me escucha nadie en la soledad de mi despacho. Prometí a los electores lo contrario de lo que he ido haciendo, y la frustración y los problemas saltan a la vista y golpean a una amplia parte de la sociedad. Aun así, he defendido en Grecia, buscando un aumento de mi perfil internacional, que “prometer algo que es imposible no tiene sentido”. Ante las elecciones legislativas griegas del 25 de enero, los grandes partidos y la cúpula de Bruselas no quieren que gane Syriza…

    La canciller alemana me cedió el turno. Ella no podía dar un espaldarazo a su socio griego, después de haber sido una de las patrocinadoras del empobrecimiento en aquel país. Era preciso un hombre como yo, líder del partido gobernante en España, con las manos limpias. Un guerrero a favor de la justicia, la equidad y una Europa social, adalid de los valores humanos, que dé respuestas positivas a las personas y a los más débiles.

    Normal es que cada uno pretenda obtener el triunfo en las elecciones. Otra cosa es que algunos, los que más terror provocamos a mucha gente, utilicemos la herramienta del miedo aprovechando la crisis. ¿Qué clase de democracia es aquella que no puede soportar el éxito de cualquier formación política que se aleje de los grupos habituales? Un voto no realizado libremente no es un voto libre. Lo confieso ahora que no me escucha nadie en la soledad de mi despacho.  

    No sólo eso. Cuando alguien vence en las urnas está sometido a las condiciones del correspondiente marco legal. Dentro de esas exigencias, es posible un margen de maniobra, bueno, malo o regular, depende de cómo se emplee, e incluso modificar o renovar dicho marco. Ahora bien, mi Gobierno continúa pisoteando nuestro texto constitucional, con las consecuencias conocidas, y ahí sigo tan campante. 

    Lo confieso ahora que no me escucha nadie en la soledad de mi despacho. Sea como fuere, unos y otros seguiremos con el pregón del caos que anida en el terrible vecino y defensor de los indignados. Es pecado defender a ultranza el Estado del Bienestar o que las grandes fortunas y las rentas del capital se despeinen un poco. Las políticas duras son para el disfrute de los tontos del barrio. A esto se le llama salir de la crisis con valentía, estabilidad y certidumbre.

    Esta dictadura económica, acompañada de otros lastres antidemocráticos, nos dice que “o pasan ustedes por el aro estrecho de mis caprichos o los mercados no prestan más a sus países”. Ésta es la cuestión primordial del orden establecido. La amenaza de los dioses del olimpo financiero que utilizan a los partidos como instrumentos al servicio de esos intereses. ¿Hay vida más allá de ese matrimonio de conveniencia? Mi apuesta fracasará totalmente si gana Syriza y avivará el fantasma de Podemos que, con sus pros y sus contras, me produce pesadillas como jefe del Ejecutivo. Lo confieso...  

    Continuará

    Pinchen este enlace de cine  http://youtu.be/ib2BQvh1dSA

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook