Blog 
MICROMONÓLOGOS DE CADA DÍA
RSS - Blog de Marc Llorente

El autor

Blog MICROMONÓLOGOS DE CADA DÍA  - Marc Llorente

Marc Llorente

Probablemente me conocerán a través de la crítica de espectáculos de INFORMACIÓN. Pero uno también le da al periodismo de opinión y a otros géneros.

Sobre este blog de Cultura

La actualidad social y política, la cultura y la creatividad literaria componen un "ménage à trois" perfecto. El realismo, el surrealismo, el absurdo lógico, la acidez o la ternura pueden darse la mano con unas rápidas pinceladas que expondremos para ustedes.


Archivo

  • 11
    Junio
    2016

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Francia y sus chicos buenos

     

     

    Francia y sus chicos buenos

    Hace tiempo que Francia busca su identidad con un ídolo al que agarrarse. Un gancho para la gente, un atajo. Los mejores momentos futbolísticos de los galos siempre han estado unidos al de una figura que acapare los focos. Lo fue Platini, le sucedió Zidane. El vacío dejado es muy difícil de llenar. En un país para el que los méritos personales suman tanto como los futbolísticos, Griezmann se erige como el líder más aclamado.

    Lo hace en contraste con Benzema, el repudiado, quien no ha dudado en señalar al racismo como causa de su ausencia de la lista. Para Francia, país de extremos, Benzema es el diablo y Griezmann el yerno perfecto.

    Joven, ingenioso y adorado por la grada, el nacimiento de su hijo con la donostiarra Erika Choperena ha contribuido a explotar la imagen de Griezmann como futbolista centrado. “Ya no puedo andar con un peinado en cresta porque la primera imagen que tendría mi hijo no sería buena”, dijo en su momento. La nueva imagen ha servido para enterrar algún desliz de juventud: en 2012 fue sancionado junto a otros cuatro futbolistas de la selección sub20 por escaparse del hotel de concentración a una discoteca.

    El chico modelo se presenta ahora como el símbolo de una Francia al que muchos dan como favorita. Ayer, en su estreno, los de Deschamps sufrieron para doblegar a la combativa Rumanía, selección con armadura. Gris Griezmann e intermitente Pogba (al que aún no le preocupan los problemas de estilismo en sus peinados), tuvo que aparecer un actor de reparto para evitar el primer disgusto nacional. Payet, futbolista de nuevas tecnologías (sus goles de falta con el West Ham causan furor en las redes sociales) apareció para dar la victoria a Francia con un zurdazo espléndido.

    Payet es un ejemplo de superación. Con 18 años trabajaba en una tienda de ropa en Nantes; con 29 es una de las estrellas de Francia. Se fue del campo con lágrimas de emoción y París le despidió en pie. Los anfitriones se agarran a sus chicos buenos. 

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook