Blog 
MRM Masjoan
RSS - Blog de Mario Ricardo Masjoan Benedicto

El autor

Blog MRM Masjoan - Mario Ricardo Masjoan Benedicto

Mario Ricardo Masjoan Benedicto

Nacido en San Francisco provincia de Córdoba Argentina. Fui el primero de 6 hermanos. Mis padres Alicia y Mario eran docentes; profesora de historia y de artes gráficas, mi madre; profesor de matemáticas y rector de una especie de Universidad laboral, mi padre. Emigré a España en Enero de 1976, trab...

Sobre este blog de Deportes

Blog de Mario R. Masjoán donde se tocan todo tipos te temas de actualidad, filosofía, religión, deportes, y todo lo relacionado con el ser humano. Espero que sea de interés y que os divirtásis leyendo como yo lo hago escribiendo.


Archivo

  • 30
    Julio
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    EL DIFÍCIL ADIOS A UN AMIGO ENTRAÑABLE

    Cuando me enteré de la muerte de Antonio Andrés Rodrigo, buen amigo y mejor persona, se me encogió el corazón.

    Pilar, su hermana, me informó por teléfono que Toni (como le conocían todos los amigos), le llamó para “despedirse de ella y decirle que en el cielo estaría con sus padres ya fallecidos”. (La depresión es mala)

    Muchos le conocieron y las opiniones encontradas siempre aparecen en estos caso, sobre todo con un luchador como este, que de ves en cuando se alteraba si le engañaban y en otras por cualquier cosa, pero siempre, al día siguiente o unas horas después, si se había equivocado no tenía ningún problema en llamar por teléfono al ofendido y pedirle disculpas sinceras.

    Se fue un amigo, un verdadero amigo por culpa de esta maldita crisis que estamos padeciendo gracias a los ineptos que nos dirigen.

    Una víctima más del despropósito que vivimos, porque de la noche a la mañana se quedó solo y sin nada. Perdió el piso, el automóvil y seguramente, el deseo de seguir viviendo. (porque se sintió mal y no llamó al médico)

    Mezclando lágrimas con despedidas que siempre se tratan de evitar, recordé cuando el cantautor Argentino Facundo Cabral, decía: UN AMIGO ES LA VIDA DOS VECES

    Adiós para siempre, querido amigo. En silencio lloraré tu pérdida.

    Quienes te conocimos de verdad y te aceptamos como eras te recordaremos con cariño siempre, pero además, tu me has hecho vivir dos veces y eso no tiene precio.

    Que encuentres a tus padres y que seas por fin, feliz.

    Tu hermana Pilar, tu hermano, hijo y amigos te extrañaremos....

     

    Mario R. Masjoán

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook