Blog 
MRM Masjoan
RSS - Blog de Mario Ricardo Masjoan Benedicto

El autor

Blog MRM Masjoan - Mario Ricardo Masjoan Benedicto

Mario Ricardo Masjoan Benedicto

Nacido en San Francisco provincia de Córdoba Argentina. Fui el primero de 6 hermanos. Mis padres Alicia y Mario eran docentes; profesora de historia y de artes gráficas, mi madre; profesor de matemáticas y rector de una especie de Universidad laboral, mi padre. Emigré a España en Enero de 1976, trab...

Sobre este blog de Deportes

Blog de Mario R. Masjoán donde se tocan todo tipos te temas de actualidad, filosofía, religión, deportes, y todo lo relacionado con el ser humano. Espero que sea de interés y que os divirtásis leyendo como yo lo hago escribiendo.


Archivo

  • 16
    Septiembre
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    EL RIDÍCULO SEPARATISMO CATALÁN

    Condados catalanes es la denominación historiográfica1 que designa a los condados que aparecen en el noreste de la península Ibérica a partir de la Marca Hispánica del Imperio carolingio (siglo IX). Es un territorio aproximadamente coincidente con la denominada Cataluña vieja y lo que actualmente son el principado de Andorra y la Cataluña francesa. Los condados más orientales acabaron siendo incorporados al condado de Barcelona y formaron parte de la unión dinástica con el reino de Aragón en la llamada Corona de Aragón (1162), mientras que el condado de Urgel mantuvo su dinastía propia hasta 1413 y el de Pallars Sobirá hasta 1491. Las taifas (reinos musulmanes) de Tortosa y Lérida habían sido conquistadas por el conde de Barcelona Ramón Berenguer IV (en 1148 y 1149 respectivamente), y no se constituyeron como nuevos condados sino que Ramón Berenguer adoptó el título de marqués de estos territorios. Aunque los términos Catalania y catalanenses se encuentran por primera vez en forma escrita hacia 1172 en el poema pisano Liber maiolichinus de gestis pisanorum illustribus 3 y ya se encuentran referencias al conde de Barcelona como Princeps en las actas de consagración de la catedral románica de Barcelona (1058)4 y en los Usatges de Barcelona, la denominación Principado de Cataluña (Principatus Cathaloniae) no aparece documentalmente hasta 1350. O sea que por lo históricamente demostrado, en esa época se hablaba en Castellano o en Latín

     

    En la segunda mitad del siglo XVIII, el Notario Valenciano Carles Ros se anticipa a los Catalanes  y declara que esa "lengua" derivada del OC (antigua lengua provenzal que se hablaba al sur del Loira), se adoptaba como segunda lengua del Reino de Valencia.

    Carles Ros era honesto y sabía que la lengua Provenzal no era la autoctona (el Castellano si), porque la introdujeron en el Reino, los tripulantes de los navíos Fenicios que se quedaban en nuestra ciudad (Valencia) y también en Palma de Mallorca. Ha nadie se le ocurrió escribir la gramática de una lengua foránea, para imponerla luego como lengua propia.

    Con el mismo criterio, pueden decir que fueron ellos los Catalanes, los que marcharon desde la capital de la Provenza (Marcrella) hasta Paris para derrocar a Luis XVI, cantando la Marsellesa.

     

    Es tan ridículo lo que pretenden, que se me hace pesado entender los motivos, aunque viendo lo egoístas que son algunos de ellos (la mayoría), no me extrañaría que la cuestión pasase por aquello de la "colaboración" que deben tener las autonomías más ricas, respecto de las más pobres

    .

    En lo que hoy es Barcelona, con todo su esplendor, en aquella época era solo un caserío, o sea, que los de la lengua provenzal no bajaron desde Francia como dicen, sino subieron desde Valencia. Puede que alguno desde la Provenza llegara hasta la frontera, pero de Lemosín resulta un poco dudoso, ya que se hubieran encontrado primero con Navarra; el País Vasco o el Reino de Aragón, antes de llegar a Cataluña..

     

    Estamos hasta la coronilla de la estupidez de los Dirigentes Catalanes, que para cubrir errores o justificar desfalcos nos torturan con una Independencia tan demencial como ilegal, por eso creo: QUE YA ESTÁ BIEN.

     

    Mario R. Masjoán

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook