Blog 
MRM Masjoan
RSS - Blog de Mario Ricardo Masjoan Benedicto

El autor

Blog MRM Masjoan - Mario Ricardo Masjoan Benedicto

Mario Ricardo Masjoan Benedicto

Nacido en San Francisco provincia de Córdoba Argentina. Fui el primero de 6 hermanos. Mis padres Alicia y Mario eran docentes; profesora de historia y de artes gráficas, mi madre; profesor de matemáticas y rector de una especie de Universidad laboral, mi padre. Emigré a España en Enero de 1976, trab...

Sobre este blog de Deportes

Blog de Mario R. Masjoán donde se tocan todo tipos te temas de actualidad, filosofía, religión, deportes, y todo lo relacionado con el ser humano. Espero que sea de interés y que os divirtásis leyendo como yo lo hago escribiendo.


Archivo

  • 14
    Septiembre
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    LA SOCIEDAD MANIPULADA

     

    Vivimos en una sociedad ridícula donde los llamados “valores morales” (yo los llamaría “valores humanos”) se deterioran día a día, dando paso al egoísmo desenfrenado y a un poder que ha marcado su techo en el infinito.

    Ya no se respeta ni la niñez ni la vejez, ni la amistad, ni a la mujer, ni al hombre y todo queda en lo que comenzó como una “gracia” y terminó como algo real y repugnante: Tanto tienes, Tanto vales, aunque seas un ceporro ignorante que no sabe hacer ni la 0 con un canuto.

    El esfuerzo de los antiguos Filósofos por intentar equiparar los derechos de los ciudadanos dentro de un marco de igualdad, los Reyes primero y las religiones emanadas de los Mitos (para que pasen a la historia como verdaderas representantes de dioses abstractos) después, se aferraron a sus privilegios y terminaron ganando la lucha donde la mentira salió airosa y la manipulación creció a pasos agigantados, minando cualquier intento de igualdad social.

     

    Pero tampoco fue fácil para ellos, porque la ambición y el egoísmo llevaron a los mal llamados “sus pueblos”, a luchar por el poder total donde sus dirigentes se elevan al rango de Supremos, titulo que les da derecho a medirse con Dioses, que aunque no existan deben ser destruidos por una mentira más grande que la propia mentira que les creó. Lo más lamentable de esta cuestión, que venimos arrastrando desde hace miles de años, es el hecho de manipular al Pueblo (Soberano desde que los Griegos crearon la Democracia), para que cuando acudan a una guerra crean que están defendiendo las fronteras de su Patria. Esto es similar al principio de todas las religiones, o sea: Creer por Fe, aunque la mayoría no sepa que significa eso de la Fe, y terminan creyendo en seres abstractos que “otros” dicen haber conocido, sin una base racional que lo demuestre.

     

    El principio de la Fe nace cuando se agotan los argumentos para definir la muerte, porque el hombre primitivo desarrolla la razón y descubre que esta vivo, que existe, pero no alcanza a definir por que desaparece.

    Junto con este dilema que se transforma en frustración, aparece también la figura del “dirigente” que por lo general, era el más anciano o el más inteligente del grupo. La figura del Dirigente por lo tanto, es el primitivo origen de los posteriores Reinados.

    Cuando el dirigente adquiere poder material, comienza a darse cuenta que es un privilegiado y entonces, cuando redacta mentalmente las normas que tienen que acatar sus congéneres, estas pasan a ser indiscutibles. Se termina eso de colaborar con otras tribus cuando son diezmadas por el hambre, y/o enfermedades, imponiendo “fronteras” por primera vez.

     

    Sin darse cuenta, estaban sembrando la semilla de lo que miles de años después se llamó:

     

    CAPITALISMO

     

    La evolución hacia la implantación del Capitalismo, Imperialismo y las diferentes clases sociales tampoco fue fácil y costó muchísimas vidas. Creo que en ese mismo instante, nacen dos sentimientos desconocidos hasta entonces: El amor (que representa el bien) y el Odio (que representa el mal), dos sentimientos antagónicos que llegan hasta nuestra época actual, donde el señor que pasa a nuestro lado no es un hermano sino un rival.

     

    Compaginar una cultura dentro de sociedades dispares, y lograr que la mayoría de los pueblos acepten a un Dirigente que guíe sus vidas sin más, fue un trabajo casi de artes mágicas, porque lo que hasta ese momento se imponía por la fuerza, tenía que basarse en una paz ficticia y en una razón manipulada.

    Los llamados hoy, lavados de cerebros, no son patrimonio de la cultura moderna. Existieron desde miles de años atrás, cuando el dirigente debe rodearse de acólitos que colaboren en su función. La única forma de ampliar con privilegiados las gestiones de los gobiernos, por precarios que fuesen, necesitaba de una justificación creíble, aunque contasen mentiras.

     

    Pero ya entradas y arraigadas las Civilizaciones, comienzan a aparecer unos pensadores fantásticos, que el mundo conocerá como: FILÓSOFOS.

    Estos fenómenos de la razón más pura, terminan (la mayoría) muertos o desterrados aunque sus pensamientos hayan calado en muchos adeptos que los mantienen incluso, en secreto, para poder difundir sus teorías sobre la igualdad entre seres humanos.

     

    Pero resulta que ya, el destino del ser humano está completamente en manos de otros seres humanos que de tanto ostentar poder comienzan a creerse poderosos, y con derecho a ser superiores al resto. Estos artífices de la mentira, materializan a unos seres imaginarios llamados Dioses por el pueblo raso, que con el tiempo se transformarán Mitologías, y se auto proclaman representantes terrenales de esos pseudo dioses abstractos. Para seguir marcando diferencias, no podían cometer ningún “error”. Los Mitos se transforman en religiones con sus estrictas normas, basadas en el miedo del hombre al irremediable fenómeno de la natural muerte, y los períodos, junto con la calidad de vida, marcan las diferencias entre dominadores y dominados.

    Algunos dominadores llegan a ser tan petulantes y esperpénticos (como la actual Monarca del Reino Unido), que cuando raramente sale a la calle a lucirse frente a “su pueblo”, nadie tiene derecho ni a saludarle, si ella no lo autoriza.

    También podemos usar como ejemplo del disparate a nuestra Reina Sofía de Grecia, que días pasados entrego los premios “a la lucha por la igualdad entre seres humanos”. Tras ver este despropósito, solo atiné a pensar que si esto se materializase; ¿ yo tendría que subir hasta alcanzar su estatus o la Corona bajaría hasta llegar el mio?.

     

    No tengo nada contra la Monarquía Española, pero eso no quita que me pregunte ¿que pito toca un Rey en una Democracia?

    La sociedad actual está totalmente manipulada, mantiene el clasismo y un tipo semi-suave de esclavitud.

     

    LO QUE SE PERDIÓ

    La Democracia, esa vieja mentirosa que un día siendo aún muy joven, quizás con más vino del debido circulando por mis venas y obnubilada la mente, sin valorar las consecuencias me invitó a aceptarla y la acepté como solución a todos los males que padecía la sociedad. Cuando desperté del letargo me di cuenta, tarde como siempre, que junto con la democracia, aquella que se inicia en las Colonias Griegas de Asia Menor allá por el siglo VIII antes de Cristo, hecha extensiva a Grecia y Roma en representación de los intereses de las clases contrapuestas y con el idílico propósito de ser el poder del pueblo, había nacido también la Demagogia, como principio para obtener un fin, o sea, ser depositario del poder del pueblo que engañado y con mentiras, otorga sin saberlo un poder personal.

    No es mala la democracia si en el empirismo hubiera basado su evolución, pero resulta que sucedió todo lo contrario y lejos de velar por el pueblo como amo absoluto del poder democrático, teorizó el principio, dándole cada vez más poder al dirigente y menos al pueblo que hoy, es sólo un instrumento manejable con mentiras, del poder.

    Saldremos del brete en el que el Capitalismo nos mete con el nombre de CRISIS, cada cierto tiempo, solo cuando nos plantemos firmemente contra esos planes perfectamente diseñados para manipular los Derechos adquiridos por los trabajadores.

    Eso de que ganemos menos para que un grupo de zánganos (que ni siquiera saben preñar a la Reina como se debe) ganen más, tiene que terminar. En nosotros está la solución y en vuestro VOTO, la posibilidad de cambiar todo un sistema obsoleto y mentiroso, lleno de privilegios que sobran en una Democracia bien entendida.

     

    Mario R. Masjoán

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook