Blog 
MRM Masjoan
RSS - Blog de Mario Ricardo Masjoan Benedicto

El autor

Blog MRM Masjoan - Mario Ricardo Masjoan Benedicto

Mario Ricardo Masjoan Benedicto

Nacido en San Francisco provincia de Córdoba Argentina. Fui el primero de 6 hermanos. Mis padres Alicia y Mario eran docentes; profesora de historia y de artes gráficas, mi madre; profesor de matemáticas y rector de una especie de Universidad laboral, mi padre. Emigré a España en Enero de 1976, trab...

Sobre este blog de Deportes

Blog de Mario R. Masjoán donde se tocan todo tipos te temas de actualidad, filosofía, religión, deportes, y todo lo relacionado con el ser humano. Espero que sea de interés y que os divirtásis leyendo como yo lo hago escribiendo.


Archivo

  • 29
    Mayo
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    ¿Y A ESTO LE LLAMAMOS DEMOCRACIA?

    Se les debería caer la cara de vergüenza a nuestros políticos, cuando al sistema que tenemos le llaman Democracia.

    Han pasado más de 2.700 años desde que los Griegos de las antiguas colonias de Asia menor crearon un sistema político llamado Democracia, que quiere decir: PODER DEL PUEBLO.

    Supongo que en un principio fue así (aunque los datos que existen son precarios), pero lo que tengo claro es que de ninguna forma puede ser como ahora, donde el poder del pueblo cae sobre unos representantes elegidos por ellos, que con estilos propios de la Mafia, se quedan con el poder de ese pueblo que los eligió, se adjudican privilegios, politizan la justicia y admiten a Reyes intocables como la Reina de Inglaterra, que además de ser monarca es jefa de la Religión que practican. En una palabra, artimañas y más artimañas para dominar a los pueblos en favor de unos pocos.

     

    Para que una Democracia funcione, lo primero que debe tener es un pueblo culto, justo lo contrario que se hace ahora. Su bienestar social, debe ser equitativo y su Justicia, Sagrada y ecuánime.

    Un ladrón debe tener el mismo trato que un político corrupto, y ya como el sistema evolucionó hasta llegar al Sufragio Universal, para que la Democracia no se transforme en una Dictadura democrática, debería desaparecer la llamada Mayoría absoluta, que tendría que fijarse en un 48%, saque los votos que saque el que gane.

    El pueblo debe por ley, adquirir cultura, porque sino, jamás elegirá a sus representantes con criterio. El candidato que trate de engañar al pueblo con mentiras, debe aterrizar con sus huesos en la Cárcel y también, indemnizar al pueblo por el daño que pretendía hacerle.

     

    La Justicia debe ser totalmente imparcial y apolítica, actuando de oficio cuando los representantes del pueblo se enriquecen a costa de él, con artimañas. Que el pueblo ejerza de gobernante a través de sus representantes, que deben tener una trayectoria impecable porque para eso fueron elegidos.

     

    Que se eliminen los gastos superfluos, como las Diputaciones Autonómicas o el Senado de la Nación sin rasgarse las vestiduras, ya que muchos países carecen de esta cámara, por cara e ineficaz. Que cada autonomía sea independiente económicamente para que aprenda a valorar sus gastos y que prime el bienestar del pueblo, por encima de cualquier otra cuestión.

    Las comunidades como la Valenciana (que gastó miles de millones en obras faraónicas ridículas, como la Ciudad de las Artes que costó 1.380 millones de euros, tiene también: dos Palacios de la Música, dos Circuitos de Fórmula 1, un Parque temático que produce una pérdidas imposibles de subsanar, un aeropuerto sin aviones que además, está mal hecho, etc), la Madrileña (Que no sabe como hacer para ocultar sus despilfarros), la Murciana, etc., son el vivo ejemplo de lo que no se debe hacer, pero se hizo y ahora, no se pueden depurar responsabilidades porque nuestra Justicia esta corrompida, politizada y muchos, añorando la época franquista.

     

    Hay que terminar con todo esto; con los falsos sindicatos como el Manos Blancas (mientras no se saquen los guantes, porque entonces saldría el color rojo de la sangre inocente que derramaros ellos o sus padres), o los Jueces franquistas que aún nos quedan. Hay que purificar el país de neo nazis que se hacen llamar “Falangistas”. Hay que aplicar la DEMOCRACIA COMO SE DEBE, caiga quien caiga, entoces, podremos llamarle DEMOCRACIA sin que se nos caiga la cara de vergüenza.

     

    Mario R. Masjoán

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook