Blog 
Over game
RSS - Blog de Javier Abiétar Zahonero

El autor

Blog Over game - Javier Abiétar Zahonero

Javier Abiétar Zahonero

Puede seguirme en twitter en @javiabietar

Sobre este blog de Deportes

Hablar y opinar sobre los equipos valencianos, especialmente fútbol y baloncesto


Archivo

  • 10
    Julio
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Mal inicio

    El refranero español suele ser muy sabio. Uno de los dichos más conocidos reza que “lo que mal empieza, mal acaba”. No quisiera ser agorero, pero el inicio del Valencia en esta pretemporada no es nada halagüeño. El lío con la compra o no del club está trastocando todos los planes, tanto sociales como deportivos. Y así es muy difícil hacer las cosas, crear un proyecto como Dios manda para competir por volver a la Champions. Para empezar el cambio de entrenador. Pizzi, aunque no me parecía buen entrenador para el equipo, no merecía una salida por la puerta de atrás. Creo que Nuno puede hacer las cosas mucho mejor que el argentino, pero ha empezado prometiendo que volverán a la Champions y eso, con la actual plantilla, no creo que sea posible.

    La lista de futuribles se reduce. No solamente porque algunos como Kouyaté o Garay ya hayan firmado con otros equipos, sino porque el parón en la venta del club está haciendo que otros muchos que sonaban estén perdiendo interés. Enzo Pérez ha vuelto a decir que está bien en el Benfica y, además, parece que el United va a por él. Jackson se aleja cada vez más y Valbuena suena muy fuerte para el Sevilla.

    Y mientras el Valencia parado. Bueno, no, ha vendido a Bernat, tiene enfadado a Mathieu y ahora mismo el dueño del lateral izquierdo es el jovencísimo Gayá. Jugador para mí muy válido y al que habría que renovar ya antes de que vengan otros a por él. Esperemos, por el bien del club, que el refranero español se equivoque. O no, porque también hay otro que dice que “la excepción confirma la regla”. A ver quien acierta.
     
    Sígueme en twitter: @javiabietar
     
    También te puede interesar: Sueños rotos
     
     
     
     
     
     
     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook