Blog 
Over game
RSS - Blog de Javier Abiétar Zahonero

El autor

Blog Over game - Javier Abiétar Zahonero

Javier Abiétar Zahonero

Puede seguirme en twitter en @javiabietar

Sobre este blog de Deportes

Hablar y opinar sobre los equipos valencianos, especialmente fútbol y baloncesto


Archivo

  • 26
    Junio
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Sin tranquilidad no hay fichajes

    Vaya tela la imagen de tensión social que vuelve a dejar el Valencia, y no es la primera vez que sucede. Hace ya más de un mes que se anunció a bombo y platillo que Peter Lim había comprado el club. Quince días después, más o menos, se alcanzaba el acuerdo con Bankia y cuando todo parecía ya finiquitado aún se ha tenido que volver a hablar con el magnate singapurés para convencerle de que siguiera adelante con su plan cuando estaba a punto de abandonar la nave sin ni siquiera zarpar. Madre mia. Así no hay manera.

    Primero la oferta rusa de Zolotaya y después la reclamación de Newcoval han hecho tambalear la compra. No entro a valorar sus motivos porque cada uno tendrá los suyos y, obviamente, tendrán su lógica. Lo único que hay que tener en todo esto es calma y mirar por el bien del Valencia.

    Mientras la paz social del club está en entredicho y todos se pegan, el proyecyo no acaba de arrancar y se están escapando jugadores. Primero fue Kouyaté, que ya lo tenía hecho para vestir de blanquinegro, el que ha terminado marchándose a la Premier de la mano del West Ham y ayer mismo parecía confirmarse que uno de los jugadores que más sonaron para venir como es Ezequiel Garay ponía rumbo a Rusia para jugar en el Zénit por 15 míseros millones de euros. Y digo míseros ahora con la llegada de Lim que anunció 60 millones para fichajes. Antes era una cifra prohibitiva. Y ojo porque el Atlético anda detrás de Jackson Martínez y Lukaku, y Enzo Pérez parece que ha dicho que no se mueve del Benfica. Sin tranquilidad no hay fichajes.

    Sígueme en twitter: @javiabietar

     

    También te puede interesar: Que vuelva la ilusión

    La pasta por delante

     

     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook