Blog 
Pantalla Grande
RSS - Blog de Alberto Frutos Díaz

El autor

Blog Pantalla Grande - Alberto Frutos Díaz

Alberto Frutos Díaz

Alberto Frutos, periodista. Amante del cine, la música y los libros. Director y presentador de 'A día de hoy', 'El Submarino' y 'Metrocine' en Metrópolis FM. Colaborador en diversos medios radiofónicos y escritos como experto en cine y series. El cine es el primer arte,...

Sobre este blog de Cine

Comentarios y críticas de los estrenos cinematográficos más importantes que se produzcan cada semana. Sirva este blog como acuarela donde, para gustos, los colores.


Archivo

  • 13
    Enero
    2015

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    'Birdman' - Alas de oro

     

     

    Toma aire, respira, abre bien los ojos y déjate llevar. No habrá tiempos muertos, ni descansos a lo largo del camino, no se permiten suspiros ni siestas. Si has comprado el billete, la atracción manda y poco puedes hacer más allá de apretarte bien el cinturón de seguridad y observar con atención cada subida y bajada a los infiernos. Y al cielo. 'Birdman' vuela alto, en ocasiones roza el infinito, y la libertad de su director Alejandro González Iñárritu es contagiosa. Orquestada como un tour de force técnico deslumbrante con un (falso) plano secuencia único a través del cual se desarrollan sus dos horas de metraje, esta historia de un actor obsesionado con dejar atrás su papel más famoso, relacionado con el género de superhéroes, y centrarse en una obra teatral con la que (re)descubrirse a sí mismo, supone uno de los ejercicios cinematográficos más brillantes de los últimos años. Sin paracaídas y sin red pero con una meta muy clara fijada, el director mejicano consigue su película más potente en años con esta reflexión sobre el cine desde dentro, las causas y consecuencias de la fama masiva, la búsqueda de la inspiración en uno mismo, la supervivencia en medio de la jungla de redes sociales, avenidas armadas con móviles y aplausos que cuestan un mundo. Y un cerebro. 
     
    Puede que el libreto no esté a la altura, que algunas tramas sean demasiado obvias, que personajes que, en un principio, apunten mucho terminen convertidos en sombra pero, frente a los pequeños 'peros' que se puedan poner, resplandece una obra de arte frenética, melancólica, profundamente inspirada. Uno de esos trabajos que solamente pueden salir muy bien o rematadamente mal. Una película excesiva que no entiende de grises, inabarcable en todas las reacciones que tiene la capacidad de provocar, incansable en su ritmo vertiginoso. cautivador en sus apartados técnicos, emocionante en el dibujo de un personaje protagonista antológico. Guiada por una banda sonora brillante firmada por Antonio Sánchez, con un trabajo de fotografía y montaje perfectamente medido e interpretada con impactante fuerza por todos y cada uno de sus intérpretes, 'Birdman' estalla ante tus ojos tras un prólogo hermoso y desconcertante para no frenar hasta un desenlace tan coherente como estimulante.
     
    Hablamos de virtudes constantes y conviene pararse para subrayar el trabajo de un reparto entregado a la contienda. Desde el memorable recital de Michael Keaton hasta el torrente de talento desplegado por Edward Norton, pasando por la mejor Emma Stone posible, todos y cada uno de los personajes que habitan en el universo propuesto por Iñárritu elevan la película por encima de sus diálogos, otorgando verdad, sufrimiento, histeria, delicadeza y sentido del humor a cada réplica, a cada reflexión, a cada confesión descarnada. Ellos son el alma y el corazón de un cuerpo con la forma robusta dibujada por un director que disfruta con su creación, que juega con ella, que inventa, que prueba, que se arriesga y gana en casi todas sus decisiones. Puede que su segundo tramo no esté a la altura de una primera hora hipnótica pero, 'Birdman', encuentra entonces una poesía visual repleta de dolor y belleza. Combinaciones que salen bien, fórmulas desprovistas de prejuicios, locuras sin dudas, personajes que vuelan entre edificios coronados con carteles de sus películas. Bajo ellos, a pie de calle, los espectadores que buscan más allá encuentran una obra de arte sobre la búsqueda personal en medio de voces que resuenan con contundencia dentro de una cabeza en constante movimiento. Iñárritu ha plasmado la mente humana de un actor a través de una película empeñada en mostrar la libertad con la que ha sido creada. La única manera de alcanzar un cielo al que toca sumarle un pájaro inolvidable. Alas de oro para 'Birdman'
     
     
     
     

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook