Blog 
Pantalla Grande
RSS - Blog de Alberto Frutos Díaz

El autor

Blog Pantalla Grande - Alberto Frutos Díaz

Alberto Frutos Díaz

Alberto Frutos, periodista. Amante del cine, la música y los libros. Director y presentador de 'A día de hoy', 'El Submarino' y 'Metrocine' en Metrópolis FM. Colaborador en diversos medios radiofónicos y escritos como experto en cine y series. El cine es el primer arte,...

Sobre este blog de Cine

Comentarios y críticas de los estrenos cinematográficos más importantes que se produzcan cada semana. Sirva este blog como acuarela donde, para gustos, los colores.


Archivo

  • 27
    Octubre
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    'El Juez' - Condenada al olvido

     

    La desgana y la ambición pueden ir de la mano. Aunque su unión haga más por la pereza que por sumar. Tenemos numerosos ejemplos que, ahora que entramos en etapa de búsqueda constante de premios, se multiplican hasta el infinito, especialmente en ese tipo de película que busca con insistencia la lágrima fácil y el premio gordo. Sí, ese premio gordo. 'El juez' da por inaugurada la temporada con todos los tics, trampas y lugares comúnes que nos sabemos de memoria. Se esfuerza tanto, tanto, por conmover, entretener, sorprender y sensibilizar que, al final, lo único que consigue es la indiferencia absoluta. Vista y olvidada. Y el pañuelo para los mocos guardado en el bolsillo del abrigo. Y eso que su director, David Dobkin, echa el resto, dobla la apuesta y se deja el (presunto) talento, escaso a la vista de su filmografía hasta la fecha, para sustituirlo por los (presuntos) golpes de efecto ganadores que, en este caso, restan credibilidad a una historia que, por momentos, parece funcionar. Aunque no sea más que un espejismo.

     

    La estrategia, sin embargo, está clara. Dobkin importa más bien poco y el peso total, exclusivo, básico de la propuesta cae con toda su fuerza sobre los hombros de Robert Downey Jr. y Robert Duvall, dos actores que aceptan con gusto la responsabilidad aportando su indiscutible talento a una trama que termina descubriéndose completamente absurda. Un material tan ligera, estirado en un metraje que roza las dos horas y media para terminar llegando a un desenlace tan lacrimógeno como previsible. Porque todo lo que cuenta 'El juez', ya lo hemos visto, ya lo hemos escuchado, ya nos lo han contado otras veces y, casi siempre, mejor. Un ejercicio de apariencia desgastada apoyado por un falso clasicismo que, si lo que pretendía era rendir tributo al cine de abogados más reconocible y apreciado, nos toca sumarle otro fallo. A pesar de todo, con esfuerzo, en medio de la irregularidad constante, del desgaste que va sufriendo su historia con el paso de los minutos, podemos intuir la película que podría haber sido, siempre apreciable, nunca memorable, si se hubiera centrado mucho más en su trama judicial por encima del reencuentro familiar y personal de un personaje alejado de su mejor momento. 

     

    Pese a sus buenos momentos, todos protagonizados por el combate Downey Jr. versus Duvall que, por cierto, gana siempre el segundo, 'El juez' es uno de esos ejemplos clarísimos en el que las intencios se ven ahogadas por, primero, la ineptitud de un director incapaz de aportar alma y emoción a la historia que está contando y, segundo, a las intenciones obsesivas por conseguir agradar sin correr el más mínimo riesgo. Por eso, si lo que buscas son tramas judiciales vertiginosas, conflictos personales con sustancia, diálogos brillantes, escenas que te levanten de tu asiento y te hagan aplaudir con ganas, cambia la gran pantalla por la pequeña, cambia al dúo de Roberts por Julianna Margulies y devora las temporadas de 'The good wife', esa pequeña gran obra maestra de la televisión actual. 'El juez' podría haber tomado nota antes de meterse en un juicio del que sale sentenciado a la indiferencia. Condenada al olvido.

     

     

     

     

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook