Blog 
Pensamientos de José Pascual
RSS - Blog de José Pascual Prats Besó

El autor

Blog Pensamientos de José Pascual - José Pascual Prats Besó

José Pascual Prats Besó

Nací en 1962. Soy Ingeniero Industrial superior por la Universidad Politécnica de Valencia. Disfruto enormemente de la compañía de la familia y los amigos, y soy un hombre de costumbres sencillas.

Sobre este blog de Comunitat

Espero que mis artículos aporten a los lectores algunas ideas y temas de conversación.


Archivo

  • 01
    Diciembre
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    El tiempo no se pierde, se gasta

    Es frecuente en nuestra sociedad escuchar expresiones como “He perdido el tiempo haciendo esto”. El tiempo no se puede perder,  sino que se gasta en una cosa o en otra.  Cada uno tenemos un tiempo limitado en La Tierra desde que nacemos hasta que morimos,  y después ya vendrá la vida eterna.

    Durante nuestra vida podemos hacer cosas muy diferentes,  pero la vida solo la hacemos una vez, y nunca se puede repetir el experimento ¿Qué hubiera pasado si yo hubiese estudiado otra cosa,  si tuviera otra familia,  si hubiese emigrado  a otro pais…? Nunca podré saberlo,  porque lo que ya ha pasado es una historia concreta e irrepetible. Habrá historias tal vez parecidas,  pero nunca exactamente iguales.

    Nunca se puede decir que el tiempo se ha perdido,  sino simplemente que ha pasado.  Tal vez no se ha hecho aquello que se tenia pensado,  o que se debía hacer,  pero algo ha ocurrido en cada instante.  Si hoy he dedicado un rato a escribir esto no he ido a pasear,  y si hubiera ido a pasear no habría escrito hoy esto.  Imaginemos que esta tarde hubiese ido a pasear y al anochecer dijera “He perdido la tarde porque no tengo escrito el articulito del blog”.  A mi entender sería una afirmación poco acertada,  porque a cambio habría tomado el aire o una cerveza con los amigos. Hoy mi dia ha sido lo que ha sido y ya no volverá.

    Aprovechar el tiempo no siempre es hacer el mayor número de cosas lo más rápidamente posible. Eso está bien para el rendimiento industrial,  pero no para todo lo que hacemos en la vida. Es frecuente querer comprimir las actividades hasta límites insoportables, como los viajes organizados que son auténticas carreras contra reloj,  en los que se ven muchas cosas pero que realmente no se ha estado en ningún sitio.  Probad a experimentar visitar algún lugar y quedarse un buen rato sentado contemplando lo que hay a vuestro alrededor y la gente que pasa.  A mi me parece muy agradable.  Al viajar es frecuente decir “Ya que estamos allí vamos también a no sé donde que no está muy lejos”  y ese “no sé donde” muchas veces es equivalente a decir un dia cualquiera “Ya que estoy en Valencia voy  a pasar la tarde a Gandia y la veo también”, y así habremos visto un poco de Gandia, pero no habremos estado en Gandia.  Es probable que no conozcamos profundamente nuestra localidad de residencia y lo que tiene en 50 Km a la redonda porque no hayamos dedicado suficiente tiempo a eso.

    También es muy agradable alguno de esos días de no hacer nada,  el dolce far niente de los italianos.  En esos días tal vez estamos haciendo algo muy productivo:  reponer fuerzas,  reflexionar,  ser conscientes de lo que hacemos y por qué…   No es necesario tener un apretado programa de festejos cuando se tiene tiempo libre,  sino que también es necesario tener tiempo libre en sentido literal durante nuestro tiempo libre.

    En algunos paises del mundo la comida es un bien escaso y pasan hambre con demasiada frecuencia,  mientras que en los paises llamados desarrollados lo que es muy escaso es el tiempo libre y se pasa sueño con demasiada frecuencia.  Tanto comer como dormir son necesidades primarias,  no dejemos de lado una de ellas porque tengamos resuelta la otra.  Dormir no es perder el tiempo, es descansar, es soñar…

    Dediquemos el tiempo a lo que valga la pena y dediquemos a cada cosa del tiempo que se merece,  disfrutando más de lo que hacemos cada día.

    Mis queridos lectores,  hoy habéis dedicado un ratito a leer esto y en este tiempo de vuestra vida que ya no volverá habéis dejado de hacer otra cosa.  Espero que no lo consideréis tiempo perdido aunque ya no tenga remedio.

     

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook