Blog 
Pensamientos de José Pascual
RSS - Blog de José Pascual Prats Besó

El autor

Blog Pensamientos de José Pascual - José Pascual Prats Besó

José Pascual Prats Besó

Nací en 1962. Soy Ingeniero Industrial superior por la Universidad Politécnica de Valencia. Disfruto enormemente de la compañía de la familia y los amigos, y soy un hombre de costumbres sencillas.

Sobre este blog de Comunitat

Espero que mis artículos aporten a los lectores algunas ideas y temas de conversación.


Archivo

  • 03
    Junio
    2016

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Comunitat Educación

    Gobernar para siempre

    Los “pensamientos” que escribo hoy no son absolutamente míos desde su origen, sino que se han generado por algunas ideas que he leído u oído de otras personas.

    Supongo que podemos decir, sin temor a equivocarnos demasiado, que la Democracia es el mejor sistema de gobierno que conocemos de cara al bien común, porque se supone que quien ha llegado a gobernar en cualquier ámbito (municipal, nacional, internacional...) lo ha hecho de forma legítima y porque la mayoría de la población así lo quería. Sin embargo este sistema universalmente aceptado presenta ciertos inconvenientes en la práctica, no por la forma en que ha sido concebido, sino por como se suele actuar con esas reglas.

    Para mi, el primer problema es considerar a los que gobiernan “el poder”, y al resto “la oposición”. Recuerdo una frase que me dijo una mujer joven que se presentaba por primera vez en las listas del ayuntamiento de su municipio de algo menos de 10.000 habitantes: “Si uno de otro partido tiene una buena idea... ¿Por qué no lo vamos a apoyar para sacar ese proyecto adelante?”. ¡Qué razón tiene! !Cuánta sabiduría en alguien a quien doblo la edad! Desgraciadamente lo que ocurre con frecuencia es que cuando “los unos” empiezan a gobernar intentan eliminar y hasta borrar de la memoria si es posible lo que “los otros” hicieron bien, y a su vez “los otros” dificultan al máximo la tarea de “los unos” para que todos tengamos bien claro que antes las cosas iban mejor.

    En estas condiciones es muy difícil avanzar, porque gobernar no es fácil, y habría que hacer lo posible por transmitir a las siguientes generaciones lo que se ha aprendido, de forma que cada vez se vayan haciendo mejor las cosas. Nuestra política actual es cortoplacista (esta idea la he sacado de un libro del Papa Francisco). ¡Qué difícil es emprender proyectos de gran calado a largo plazo! parecerá después que lo han hecho “los otros” si “los unos” no vuelven a ganar las elecciones. Este perjudicial cortoplacismo lleva a veces a hacer obras grandiosas demasiado rápido, lo que suele traer deficiencias en la ejecución y endeudamiento al tener un importe excesivo para los presupuestos del periodo de ejecución.

    En lugar de el poder y la oposición, sería mucho mejor hablar de los que gobiernan en primer plano y los que lo hacen en segundo plano. Los del primer plano son los que figuran, a los que se les ve, quienes se van a llevar las alabanzas o las críticas según como vaya la cosa, y los de segundo plano son los que en una labor silenciosa y muy valiosa contribuyen a que todo sea de la mejor manera posible; si son nuevos porque aportarán ideas nuevas, y si son los de antes porque aportarán su experiencia evitando que se repitan los mismos errores. En una buena película tiene que haber buenos protagonistas, pero el personal de detrás de las cámaras es igualmente importante para un buen resultado final.

    Por otra parte, pienso que gobernar no es simplemente estar en el poder, es un servicio importantísimo que alguien tiene que hacer. Hace unas semanas paseaba yo por un pequeño pueblo de la provincia de Valencia de menos de 1.000 habitantes, y me llamó la atención lo aseado que estaba todo. Pregunté a un hombre que cuanto pagaban de IBI, y me sorprendió que con ese dinero estuviese todo tan bien cuidado, y me dijo “Es que nuestro alcalde es muy administrao”. Entablé conversación con otra persona que me crucé por la calle que resultó ser el alcalde, y me contó que en el ayuntamiento eran cinco personas, él y cuatro más. Es maravilloso en estas poblaciones donde no importa demasiado el partido ni la ideología, sino que al frente de la corporación están unas personas que simplemente ponen su empeño en hacer bien las cosas y que quieren administrar bien el presupuesto.

    Es fácil patalear y quejarse de quien gobierna, como un niño malcriado que exige a su padres: “¿Está hecha la comida?”, “¿Tengo la camiseta limpia?”... pero el niño tendrá que crecer y hacer él la comida y lavar las camisetas para si mismo y para otras personas. Si el niño cambiase de padres cada cuatro años y además los padres de cada periodo no explicasen a los siguientes como se lleva una casa (que por cierto hacerlo bien no es una tarea sencilla) el niño no aprenderá jamás, y entonces solo sabrá llorar y patalear a unos y a otros culpándolos de sus males, siendo permanentemente incapaz de conducir su vida con responsabilidad, y mucho menos de asumir mayores responsabilidades en ámbitos más amplios que su vida personal.

    Tengo entendido que en las civilizaciones antiguas había transmisión oral de la cultura, y los ancianos transmitían así sus conocimientos a los más jóvenes. Ahora que tenemos tanto almacenamiento on-line con tanta información disponible incluso a horas intempestivas en las que deberíamos estar durmiendo ¿Por qué no se transmiten bien los conocimientos de como se pueden hacer bien las cosas en cada gobierno? desde el doméstico al internacional (por el momento no me planeo el interplanetario, pero un poco de paciencia que todo llegará).

    Tal vez estoy planteando un escenario idílico donde todos nos llevamos bien y donde todos queremos un futuro mejor y actuamos para que así sea, y esto no será posible con la naturaleza humana que conocemos ¿O tal vez si? Prueba a hacerlo en tu ámbito de responsabilidad si te atreves y crees que vale la pena vivir así. De esta forma creo que un gobierno podría ser bueno para siempre aunque vayan cambiando las personas que estén al frente "en primer plano" en cada momento.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook