Blog 
Pintes i Palets
RSS - Blog de Rebeca Valenciano Berlanga

El autor

Blog Pintes i Palets - Rebeca Valenciano Berlanga

Rebeca Valenciano Berlanga

Mi profesión: periodista. Mi pasión: las Fallas. De esa unión nace este blog: Pintes i Palets.

Sobre este blog de Valencia

Un blog en el que informar, reflexionar y hablar de todo lo que ocurre en las Fallas. Un espacio abierto a la participación, en el que trataremos temas de actualidad, podréis leer entrevistas a personajes relevantes de la fiesta fallera y muchas más sorpresas.


Archivo

  • 25
    Septiembre
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Ariadna Galán, una "pequeña" que marcó

     "El nuestro fue un año 10"

     

     


    Conocimos a Ariadna Galán García García con tan sólo 8 añitos. Su estatura y su carita llamaban la atención y provocaban la ternura de todos ya cuando fue Fallera Mayor Infantil de su comisión, Carerra Malilla - Isla Cabrera. Pero en su todavía corta existencia, le aguardaba una vivencia aún más inolvidable que ella ni siquiera imaginaba. Encandiló a todos los jurados que fue encontrando por el camino hacia el trono de la fiesta por su desparpajo y su madurez al hablar, totalmente sorprendente en una niña que nunca dejó de ser eso, niña. Recibió la llamada de la alcaldesa Rita Barberá para comunicarle que era la FMIV 2010 y a ella también se la metió en el bolsillo; tanto, que hasta acudió a su Primera Comunión

    Ahora, cuatro años más tarde Ariadna está comenzando 1º de la ESO en su colegio de siempre,Martí Sorolla II. Con 12 años, mantiene su naturalidad y su carisma intactos. Es una niña con la que conectas y te sientes agusto desde el minuto 1: cariñosa, educada y correcta pero sobre todo, natural. Sin filtros ni poses. 

    Desde que entras en su casa (lugar donde hicimos la entrevista) se nota que estás en el hogar de una Fallera Mayor de Valencia: ninots en la entrada y en el comedor, un auténtico museo con fotografías (llama la atención una de ellas en la que está vestida de valenciana y completamente dormida en el coche oficial), recuerdos de entradas, el alfabeguer, una dedicatoria del President de la Generalitat... Y presidiendo el salón, una fotografía enorme de Ariadna en el balcón del Ayuntamiento, la que ilustra este post. Gracias a ella y a sus padres por su amabilidad. Un placer y un encanto de la pequeña gran FMIV 2010. Espero que a tod@s vosotr@s os guste:



     
    PEstamos en pleno proceso de elección de las Cortes de Honor 2014. Supongo que lo seguirás de cerca… ¿Te vienen a la cabeza recuerdos de aquellos días?
    R: Por supuesto, estos días estoy al tanto, sobre todo este año que tenemos dos falleras preseleccionadas. Siempre te vienen recuerdos y los añoras mucho. Yo vivo las Fallas desde que nací y simplemente llegar a la Fonteta ya era un sueño. Recuerdo el sentimiento de estar en una nube, en otro mundo.

    P: El día 19 se cumplieron 4 años de tu elección como Corte de Honos ¿Celebrásteis ese día de alguna manera especial?
    R: Claro. Tenemos un grupo de whatsapp las trece infantiles y ese día echaba humo. Nos juntaremos todas el próximo 5 de octubre para celebrarlo.

    P:¿Cómo recuerdas el día de tu elección?
    R: Qué quieres que te diga, estaba más nerviosa los días de antes que el día de la Fonteta porque ese día ya sabía que bueno o malo, iba a pasar algo. Los días de antes es cuando pensaba lo que podía llega a ser. En la Fonteta no estaba tranquila pero sí menos nerviosa que los días anteriores. Había que confiar en la suerte.

    P: ¿Cuándo pasaste más nervios: en la elección a Corte de Honor o el día de la llamada?
    R: Pasé más nervios en el momento de la Fonteta por una cosa muy simple: tenía clarísimo que no iba a salir FMIV porque tanto Rebeca como Laura y yo teníamos 8 años, habían otras de 13 y lo veía imposible. Siempre tienes mucha esperanza pero sabes que prácticamente era casi imposible.  Así que los días de pruebas para elegir a la Fallera Mayor no los recuerdo con nervios sino con muchísima ilusión porque sabía que no iba a salir, iba a dejarlo todo y a pasármelo bien. En la Fonteta pasé más nervios porque, aunque éramos 66 infantiles y veía impensable salir entre las 13, tenía más posibilidades.

    P:¿Cómo afrontaste las pruebas para la Corte de Honor?
    R: Desde muy pequeña mi gran ilusión había sido ser FM de mi falla, lo demás lo veía como algo imposible. En la preselección del sector éramos 18 o 19, quería salir e intentarlo pero si no salía, había vivido un acto más y me lo había pasado genial con todas las de mi sector, lo importante era el acto vivido. Y luego, los 15 días de pruebas en septiembre lo pasamos genial todas: Calvestra, comidas, cenas, fallas, visitas… Siempre ibas un poco nerviosa, ya no por salir o no de la Corte sino porque ver que 5 personas te observan y te preguntan impone.
     
    P: ¿Alguna anécdota que recuerdes de esos días?
    R: (risas) Recuerdo que en una prueba preguntaron qué queríamos ser de mayores: algunas respondían que Reina de España, otras FM del año 2015… Yo era tan pequeña que dije: “Yo de mayor quiero ser Hannah Montanah” (risas). Todo el jurado se rió. 
    Después de la elección recuerdo que miraba al jurado diciendo: “Gracias, gracias y 1.000 gracias”, porque entre 66 compañeras que me eligieran a mí junto a 12 compañeras era increíble. Pero en ese momento pasé a otra galaxia, me decía “¡Cómo puedo estar aquí, ya soy CH!”. Les daba dos besos, les daba las gracias, recuerdo darnos la enhorabuena, hablar un rato con cada una de nosotras, estar con las mayores… Pero como nunca pude pensar que llegaría a eso no me lo acababa de creer.

    P:¿Qué pruebas imponen más presión?
    R: Presión no, pero la que más me impuso fue el día que fuimos al Ayuntamiento a ensayar la subida y bajada de escaleras de la Proclamación. Ese fue el día que peor lo pasé. Pensaba: "¿Y si me caigo?" Todas desfilando, formadas… Se me hacía un mundo. Todas ejercimos de FMIV una vez y me sentía observada cuando subía las escaleras porque pensaba que aunque entonces no hubiera nadie, iba a haber muchísima gente.

     
    P: ¿Qué recuerdas del jurado?
    R: Siempre nos trataron genial, tanto el de sector como el de CH y FM. Lo que más me alucinaba es que todos nos trataban con una educación y un protocolo gigante, te quedabas embobada viéndoles.

    P: Cuando fuiste elegida FMIV, ¿cómo es el momento en que llegas a casa después de toda la noche?
    R: Cuando llegamos a casa después de toda la noche conversación hubo poca porque estábamos muy cansados. Antes de llamar estábamos unos amigos, mis padres y mi FM de la falla pero no queríamos invitar a mucha gente porque pensábamos que íbamos a tener que coger la comida e irnos a casa de la elegida. Pero recuerdo que un amigo mío que estaba aquí, José Pablo, dijo de broma: “Bueno, y si sales ¿qué hacemos, corremos el sofá o lo tiramos al patio?” Yo le dije que no iba a hacer falta… Y luego acabó en el patio.
     
    P: Fuiste Fallera Mayor Infantil con tan sólo 8 añitos…
    R: Recuerdo que era tan bajita que cuando me subía a la silla de seguridad con el traje de particular, me escurría y no llegaba a la ventana.

    P: ¿Qué actos, además de los más importantes, te marcaron especialmente?
    R: Siempre me acordaré de mi despedida, tanto en el Alameda Palace como en la Fonteta. Recuerdo salir a dar el discurso, los focos iban hacia mí  y no veía nada pero recuerdo oír aplausos por todas partes. Eso es increíble. Y en el Alameda Palace me acuerdo de cuando bailamos mi CH y yo… Además de esos días, recuerdo cómo nos han recibido en todos los actos, incluso en otras poblaciones. Eso te sorprende.

    P:Con Piti tuviste una relación entrañable, ¿sigues manteniendo la amistad con ella?
    R: Sí. He aprendido muchísimo de ella. Cuando llevaba unos meses de reinado, mis padres me decían: “¡No llevas ni un año con ella y ya eres Piti!” Este verano hemos ido juntas a la playa, es como mi hermana mayor, tanto ella como Silvia, su hermana.

    P: ¿Sigues siendo invitada a actos como FMIV?
    R: Sí, y es algo que me tiene alucinada. Todos me decían que era un año y que tal vez al año siguiente me invitaran a algunas cosas. Pero es que aún me siguen llamando, me siguen invitando… Me quedo asombrada porque veo que se siguen acordando de mí ¡y eso que ya hace cuatro años!

    P: ¿Cómo fue la vuelta a tu comisión?
    R: Genial, porque sabes que allí siempre te reciben con los brazos abiertos, esperando a que vuelvas y te quedes. Durante el año que fui FMIV, aunque tuviese muchos actos cuando podía iba a la falla. De hecho, hubo un día de la semana fallera que me recogieron allí. Sigo muy vinculada. Por ejemplo, ayer ensayamos un playback; ahora empezaremos con jotas, seguimos yendo a las juntas…

    P: Con tu experiencia, ¿qué les dirías a las candidatas que ahora sueñan con llegar a lo más alto?
    R: Les diría que si no salen no pasa nada, por lo menos han vivido un año con su falla, con sus compañeras de agrupación y se lo habrán pasado bomba. Si salen, enhorabuena. Pero si no salen, ¿sabes cuántas amigas se han llevado? Han conocido a todas esas personas y, más grande o más pequeña, se van a llevar una amistad, ya no sólo de las preseleccionadas sino de JCF. Mucha suerte, han llegado hasta aquí y por la Fonteta van a desfilar. Eso es grandísimo.

    P: Si pudieras ser jurado por un día, ¿qué prueba te gustaría hacer?
    R: Ufff… Siempre he dicho que no me gustaría ser jurado porque si saco a una, la otra me da pena, ya sean mayores o infantiles. No sé exactamente cómo se sienten pero sí sé lo que pueden sentir y me sabría fatal porque todas tienen algo característico por lo que podrían salir. Me gustaría hacerles sólo una pregunta: si son FMV, ¿qué se llevarían de ese año?

    P: Y tú, ¿qué te has llevado de tu año como FMIV?
    R: Sin duda, la amistad. Es cierto que tienes los trajes, el ninot, las fotos… Pero ese año no se va a volver a repetir, tienes que vivir todo y disfrutarlo a tope. Todas las FMI anteriores me decían: “Vívelo porque se pasa muy rápido”. Ahora doy fe de que se pasa rapidísimo. Pero con lo que me quedo siempre es con la amistad, conoces a muchísimas personas y con todas te llevas bien. De mis compañeras, somos una piña las 26, nuestros padres, tanto de mayores como de infantiles, y hermanos. Les recuerdo en todos los actos, incluso en la Ofrenda de Castellón, acompañándonos. Gracias a Dios nuestro año fue un año 10.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook