Blog 
Pintes i Palets
RSS - Blog de Rebeca Valenciano Berlanga

El autor

Blog Pintes i Palets - Rebeca Valenciano Berlanga

Rebeca Valenciano Berlanga

Mi profesión: periodista. Mi pasión: las Fallas. De esa unión nace este blog: Pintes i Palets.

Sobre este blog de Valencia

Un blog en el que informar, reflexionar y hablar de todo lo que ocurre en las Fallas. Un espacio abierto a la participación, en el que trataremos temas de actualidad, podréis leer entrevistas a personajes relevantes de la fiesta fallera y muchas más sorpresas.


Archivo

  • 15
    Noviembre
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Errores y horrores falleros (Vol.I)

     Lo prometido es deuda. Este post era el que tenía programado para la pasada semana pero la actualidad dejó paso a la indignación por el cierre de la televisión autonómica valenciana (RTVV NO ES TANCA!!) y necesitaba dejar plasmada mi opinión y las consecuencias para el mundo fallero de este sinsentido político.



    Cambiamos de tercio, ahora sí, y volvemos a la cara amable del blog. Tenía ganas de realizar un post recopilatorio de esos pequeños (o grandes) desastres que a veces vemos en la vestimenta, peinado y complementos de valenciana. ¡Ojo! Empezamos con la indumentaria femenina pero ya estoy recopilando para hacer el post masculino. Allá va la galería de errores y horrores falleros. ¡Se aceptan sugerencias!


    1. Usar postizos de un color diferente al de tu pelo. Los moños "bicolor" no son nada estéticos. Muy importante a la hora de elegir los postizos tener en cuenta que cuando nos peinamos de valenciana, la cantidad de gomina que aplicamos sobre el pelo lo oscurece unos cuantos tonos.  Lo mejor es dejarse aconsejar por los expertos que hay en las tiendas o bien, en casa, mojarte el pelo y colocarte el postizo al lado para ver si el contraste es natural o hay diferencia de color.

    2. Ondas mal peinadas. Muchas de nosotras intentamos ahorrar tiempo y dinero auto peinándonos o poniéndonos en manos de alguna amiga fallera. Pero ¡ojo! Las ondas no son fáciles de peinar correctamente y la persona que lo haga tiene que saber, para lo cual necesitaremos muchos intentos hasta encontrar la forma adecuada. Cuidado con las ondas a lo flamenca, las excesivamente abultadas....

    3. Una onda con rodetes. Las variedades del punto anterior que podemos encontrar son muchas. Ésta es una. Veamos: si nos peinamos con raya al lado y una onda, sólo deberemos realizar o colocar el moño trasero, nada más. Poner también los rodetes es un invento que da como resultado una mezcla un tanto extraña.

    4. El pelo hacia atrás. Este es el no va más del mal peinado: no tengo tiempo, no sé hacerme las ondas y... ¿qué hago? Pues peinarme el pelo hacia atrás como si de una coleta se tratara. ¡¡ERROR!! No hay nada más horrible. Sin justificación posible.

    5. Peinetas demasiado altas. Hace varias décadas así era, las peinetas sobresalían de la parte trasera de la cabeza y se apreciaban pero ya no (afortunadamente porque hacían un efecto alargado en la cara poco favorecedor para la mayoría). Pueden sobresalir levemente pero nada de peinetas a modo pararrayos.

    6. Mantillas. Más allá de gustos acerca de la longitud de las mismas, sí es importante que no nos tapen completamente la cabeza pero que tampoco estén sujetas a la altura del moño. Si no queremos que salgan volando por el viento y parezcan una capa a lo Superman, debemos sujetarlas a ambos hombros, para lo cual un imperdible (disimulado) bastará.

    7.  Poco y excesivo volumen en las faldas. El tema del vuelo no hace mucho estuvo en el ojo del huracán por las declaraciones que la alcaldesa de Valencia realizó quejándose del enorme vuelo, según su parecer, de las falleras. Bien, no se trata de usar un cancán con el que parecer globos o alcachofas andantes pero tampoco de andar escurridas, entre otras cosas porque en este último caso el dibujo del traje lucirá entre poco y nada. Término medio.

    8. Faldas que van barriendo la calle. A veces a consecuencia de la falta de vuelo como comentábamos en el punto anterior, por habernos medido en las pruebas con un zapato diferente al que luego hemos utilizado o porque nos duelen los pies y decidimos ponernos planas (bailarinas, otro horror fallero!!), seguro que alguna vez habéis visto como el traje arrastra de delante, de detrás o por todas partes. Además de que resulta horrible, los bajos quedarán hechos trizas al acabar un acto.

    9. Mezclar oro con plata. Sí, lo he visto por increíble que parezca. Por favor, combinaciones imposibles NO. O una cosa o la otra.

    10. Las bandas llenas de insignias. Las bandas, ese accesorio que a unas encanta y otras odian a muerte. Este punto cada vez ocurre menos, era más propio de los 80 y 90, cuando especialmente las Falleras Mayores iban colocando en su banda todas las insignias y pines que les iban entregando en actos. Al final, acababa sin verse absolutamente nada y no lo he probado, pero para el cuello no debía ser nada saludable.

    11. Ir vestida de particular y llevar la banda puesta. Quizá aquí ocurra menos, esto lo he visto especialmente en poblaciones. ¡Horror absoluto! Si vas vestida de particular, tienes la insignia o la jooia de tu comisión para "identificarte" pero ¿la banda? ¡¡Noo, por favor!!

    12. Ramos de flores gigantes. Aquí la culpa no es de la que viste y calza, sino de la persona que encarga el ramo o del que lo prepara. Lo de "Burro grande, ande o no ande" no es necesario: existen ramos preciosos con un tamaño apropiado para que la fallera no acabe con el brazo como Robocop y llena de agujetas al día siguiente. Si queremos un gran obsequio, mejor una cestita o una canastilla. Pero el ramo, como el perfume, en frasco pequeño.

    ¿Estáis de acuerdo con esta selección de errores-horrores falleros? ¿Echáis alguno en falta?  ¿Cuál es el peor para vosotr@s?

    Espero vuestras sugerencias para esta peculiar galería. Y chicos... estad atentos porque la próxima entrega será sobre vosotros. Podéis ir aportando alguna sobre hombres también.

    ¡Nos leemos!

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook