Blog 
Quizá ya ocurrió
RSS - Blog de dona .

El autor

Blog Quizá ya ocurrió - dona .

dona .

Sobre este blog de Cultura

Quizá ya ocurrió es un lugar sacado de las brisas de un mar y sus brumas donde todas las ideas serán bienvenidas, sobre todo las infundadas y las que vienen de los que dudan y otros caprichos, y donde la evidencia, no será ni mucho menos suficiente para desmentir una verdad. En fin, ya me entienden....


Archivo

  • 06
    Noviembre
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    4:30A.M.

    Hoy, se produjo en este país doliente un acontecimiento que pasará a la historia; un hecho trascendental; un desacuerdo neuronal que alimenta un futuro incierto. Hoy, martes, a las 4:30A.M., tropecé y caí rodando por la escalera. Casi me mato. Menos el alma me dolía todo (ahora ya menos). Una tragedia. Hasta perdí el conocimiento.

    -Santísima, ¿qué te pasó?
    -Caí.
    -¿Te duele algo?
    -Todo.
    -¿Tendrás algún hueso roto?
    -No sé.
    -Vamos p´a urgencias.
    -Vale.
    -¿Pero estás bien, verdad?
    -Me duelen todos los huesos.
    -No me extraña. ¡Santísima!. Vamos p´a urgencias.

    -Tienes el SIP caducado.
    -No sé.
    -¿Cómo que no sabes?
    -No sé, no.
    -Pues tienes que saber. Si al vencimiento no te envían una nueva tarjeta es obligación tuya ir a solicitar otra. Como si te caducara la tarjeta del banco. ¿Acaso no irías al banco a por otra? Pues la tarjeta sanitaria igual.
    -Me duele todo.
    -¿Sabes lo que te digo?
    -Sí, que tengo la tarjeta sanitaria caducada.
    -Claro que tienes la tarjeta sanitaria caducada.
    -¿Me va a visitar el médico?
    -Sí. Pero renueva la tarjeta sanitaria si no quieres tener problemas en la farmacia.
    -Ya me vale: déjeme la tarjera.
    -Sí, mira: Data démissió: 09/00 y Caducitat en blanco. Ya caducó.
    -Y qué le sugiere, Farmàcia PN, ¿que soy policía nacional?
    -¿Qué me quieres decir?
    -Que me duele todo menos el alma, y le agradecería que me viera un médico.
    -Bueno, yo te lo digo por tu bien.
    -Se lo agradezco, es usted muy amable.

    Me palparon, me hicieron unas placas y apareció una fisura en el dedo gordo del pie: una tablilla y 15 ó 20 días sin fatigarlo. Pero la hostia fue de muerte. Y me duele la cabeza, un poco más que siempre o así. Y la señora de admisiones un encanto de mujer, una flor deshojada en medio de la estupidez. ¿Será posible que en este país doliente, casi vencido, haya gente resignada a su porvenir?

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook