Blog 
Quizá ya ocurrió
RSS - Blog de dona .

El autor

Blog Quizá ya ocurrió - dona .

dona .

Sobre este blog de Cultura

Quizá ya ocurrió es un lugar sacado de las brisas de un mar y sus brumas donde todas las ideas serán bienvenidas, sobre todo las infundadas y las que vienen de los que dudan y otros caprichos, y donde la evidencia, no será ni mucho menos suficiente para desmentir una verdad. En fin, ya me entienden....


Archivo

  • 10
    Octubre
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    A Paco endemoniado

    Paco está endemoniado y el país está triste. Igual no tiene nada que ver lo uno con lo otro. O sí. Me explico: Paco es responsable de una empresa hortofrutícola, y al parecer no le gustó para nada los acuerdos a los que llegaron Rajoy y Mohamed VI en Marruecos el otro día. Dice que la huerta valenciana pagará caro esos acuerdos. La empresa de Paco comercializa productos de la huerta valenciana en España y también los exporta al norte de Europa, pues bien, ayer, le visitó un empresario holandés al que regularmente le vende sus productos y le dijo, luego de negociar sus precios, que más barato se lo ponía él en Valencia. Este holandés es persona seria, y Paco lo sabe, como también sabe que la huerta valenciana en este plan solamente le falta el día en la esquela para enterrarla para siempre y amén, porque de ninguna manera puede competir con la huerta de Mohamed VI, que la huerta es de Mohamed VI y no de Marruecos. Por eso Paco está endemoniado. Hablamos de la naranja principalmente. Y de calidad, no nos engañemos.
     
    A Paco endemoniado mejor lo dejo estar. Pero somos amigos y me duele. Estos son acuerdos de Estado impuestos por Europa. Pareciera que Marruecos es europea y España africana. Pareciera que no somos ni la cola de ratón cuanto menos la de león que nos creíamos. No sé, a Paco nada le puedo aconsejar. Si acaso decirle que agite la vida tranquila para que se desarrolle por sí sola. Pero que la siga de cerca. Que siga confiando en la gente con un poco de astucia. Y que ame a quien bien le quiera. Y si no le quieren también, o al menos que no les guarde rencor, que el rencor empequeñece a las personas. Y que todos y todas saldremos juntos de esta; saldremos juntos todos y todas, y que los dos lo veremos. Es todo. ¡Arriba ese ánimo, Paco!.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook