Blog 
Quizá ya ocurrió
RSS - Blog de dona .

El autor

Blog Quizá ya ocurrió - dona .

dona .

Sobre este blog de Cultura

Quizá ya ocurrió es un lugar sacado de las brisas de un mar y sus brumas donde todas las ideas serán bienvenidas, sobre todo las infundadas y las que vienen de los que dudan y otros caprichos, y donde la evidencia, no será ni mucho menos suficiente para desmentir una verdad. En fin, ya me entienden....


Archivo

  • 21
    Abril
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Aferrarse a la vida

    Una amiga me envía un "emilio" para consolarme. Una amiga es de palabra cuando habla de consolarme...

    La psicología define la perdida de un espejo retrovisor como una experiencia jodida de superar. Curiosamente razona las consecuencias diferenciando el género masculino del femenino. La psicología es un peligro, tanto o más que una mujer y su borrachera en un Domingo de Pascua. Sentencia que el género masculino se muestra fuerte ante el dolor, mientras que el género femenino se muestra débil ante los demás con la finalidad de recibir apoyo.

    La psicología considera que con el tiempo la herida cicatriza y pone fecha al dolor: los dos primeros años tiene los días más difíciles de superar. Asegura que muchas personas no pasan los seis primeros meses: se desbaratan o se suicidan. Si superan los dos primeros años predicen que en cuatro años se van notando leves mejorías. El tratado se remata a sí mismo dicendo que es imposible saber cuándo una persona supera el dolor. Y el duelo emocional. Nada nuevo: solo uno puede superar el trauma por un descuido de la vida.

    Una amiga en su "emilio" considera sumamente doloroso mi caso, pero, y de ahí el consuelo, me dice que la vida continúa y me anima a seguir adelante. Que lo deje ir... como cuando ella me dejó con pena y sin consuelo.

    Mis amigas y la psicología son una gracia que no tiene nombre. Todo lo arreglan con el tiempo, la separación o el suicidio. Que a veces es lo mismo. Despertar de un sueño o no. Ser feliz o no. A fin de cuenta siempre es uno el que decide. MI consejo: no buscar amigas ni ayuda profesional, lo que tenga que ser será.

    "Y ahora levántate, sécate esas lágrimas, sonríe, mira a tu alrededor y disfruta de la vida que Dios te ha regalado. Aférrate a la vida, estúpido". ¿Y esa voz? La Dama que no me deja ir, fijo. ¡Joder, dona, es peor que un dolor de muelas!.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook