Blog 
Quizá ya ocurrió
RSS - Blog de dona .

El autor

Blog Quizá ya ocurrió - dona .

dona .

Sobre este blog de Cultura

Quizá ya ocurrió es un lugar sacado de las brisas de un mar y sus brumas donde todas las ideas serán bienvenidas, sobre todo las infundadas y las que vienen de los que dudan y otros caprichos, y donde la evidencia, no será ni mucho menos suficiente para desmentir una verdad. En fin, ya me entienden....


Archivo

  • 02
    Enero
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Anda

    Réquiem, Silvio rodriguez.

    Disfrute tanto, tanto cada paso
    y goce tanto, tanto cada todo
    que me duele algo menos cuando partes
    porque aquí te me quedas de algún modo.

    Ojalá nunca sepas cuanto amaba
    descubrirte los trillos de la entrega
    y el secreto esplendor con que esperaba
    tu reclamo de amor que ya no llega.

    Anda,
    corre donde debas ir
    anda, que te espera el porvenir
    vuela, que los cisnes están vivos
    tu canto esta conmigo
    no tengo soledad.

    Si uno llora cuando termina
    no alcanzaran las lagrimas a tanto
    nuestras horas de amor casi divinas
    es mejor despedirlas con un canto.

    Anda

    Buenos días y buena suerte, dice el reclamo de la ONCE. Sí, la suerte, pero es mejor saber que podemos. Amor. Familia. Trabajo. Economía. Ha sido genial que en medio de este tocar fondo apareciera Rajoy con sus malas noticias para acabar de matarnos. Es noticia de primera página en los medios de comunicación, como los blogs destacados o los nuevos amores. Indignados pero no radicales. Consternados por la realidad de los hechos, no sabemos cómo tomarlo. Rajoy quiere acallar la libertad de expresión y multa a los que se manifiestan preventivamente con 500 euros. Se cree que ha inventado algo para robarnos nuestros sueños, pero muchos, ya lo sabíamos porque pasamos por ello. Hagan memoria. Los jóvenes no invierten en amores o desamores. A los jóvenes Rajoy les pide paciencia. Y a los viejos comprensión. Y ahora quién es capaz de inventarse una patria si no tenemos barrios obreros, ni parques infantiles donde jugar los niños, ni siquiera esquinas para llorar por los amores idos, ya solo nos queda nostalgia. Y miedo. Trabajo y salud para el 13, repito.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook