Blog 
Quizá ya ocurrió
RSS - Blog de dona .

El autor

Blog Quizá ya ocurrió - dona .

dona .

Sobre este blog de Cultura

Quizá ya ocurrió es un lugar sacado de las brisas de un mar y sus brumas donde todas las ideas serán bienvenidas, sobre todo las infundadas y las que vienen de los que dudan y otros caprichos, y donde la evidencia, no será ni mucho menos suficiente para desmentir una verdad. En fin, ya me entienden....


Archivo

  • 28
    Julio
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Ayer hablamos de política.

    La cena bien, gracias. Ayer hablamos de política. Es un tema bastante manido, lo sé, pero de asuntos falta enmudeció la lira. Hasta me felicitaron por criticar al PSOE por considerarlo parte del bipartidismo. 

    A mi modo de ver el asunto, la esencia del problema político en este país, pasa por las desavenencias de la clase dirigente con el pueblo que los parió. La ética como finalidad para alcanzar el fin que justifica los medios. Entonces llegó la pregunta de la noche: ¿qué opinas de la elección directa del alcalde?

    Yo siempre voté al alcalde. No al presidente de mi comunidad de corruptos, pero al alcalde siempre. Uno tiene buen ojo, así que era fácil contestar; y como sabía que fue una propuesta del PSOE que ahora defendía el PP, hice como que era un fraude democrático. "La lista más votada debe gobernar". La lista más votada siempre gobernó si tuvo la mayoría absoluta, si no a negociar con las otras fuerzas políticas que serán o no oposición. El pueblo ha hablado.

    No te entiendo.

    Que si los votantes dicen que tú, alcalde más votado porque éste a pesar de tener los mismos concejales que tú tiene media docena de votos menos, pero estoy yo (tercero en discordia y solo) te puedes dar por jodido. Tú alcalde y yo a gobernar. ¿Cómo es eso? Los tres cabezas de lista venimos a trabajar por el pueblo, los tres Podemos gobernar, pero si el bipartidismo solo se pone de acuerdo (¡qué gracia, oiga!) para acomodarse un buen sueldo en el primer pleno: Tú alcalde y yo a gobernar. Y procura que me salgan bien las cosas que el alcalde serás tú. (El bien común y la praxis que se fundamenta en un relativismo maquiavélico).

    Pablo, el apóstol, confesó que sabía lo que debía hacer, pero siempre se sorprendía haciendo lo contrario. Pablo, como los votantes siempre culpables, que no España ni Jesús el Cristo.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook