Blog 
Quizá ya ocurrió
RSS - Blog de dona .

El autor

Blog Quizá ya ocurrió - dona .

dona .

Sobre este blog de Cultura

Quizá ya ocurrió es un lugar sacado de las brisas de un mar y sus brumas donde todas las ideas serán bienvenidas, sobre todo las infundadas y las que vienen de los que dudan y otros caprichos, y donde la evidencia, no será ni mucho menos suficiente para desmentir una verdad. En fin, ya me entienden....


Archivo

  • 17
    Octubre
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Batisteta Clos

    "Lo pasado ha huido, lo que esperamos está ausente, pero el presente es nuestro". Calendario Zaragozano.

    Últimamente has sufrido mucho, pero no debes contar historias del pasado como si fueran tiempos perdidos, tan solo son tiempos vividos e irrepetibles (a Dios gracias). Asumirlo es un acto consciente y necesario para construir el futuro, ignorar esta premisa, sería cerrar los ojos a los hechos que han marcado tu existencia. Como mujer culta y educada por la vida, sabes que no debes olvidar el pasado, porque allí se esconde tus irremediables antecedentes. Pero hay que mirar al frente sin miedo para seguir construyendo, porque aquí ya no hay ruinas, aquí ya no. Así que debes despojar el pesimismo del porvenir, porque hay glorias suficientes y más luces que sombras, tiempo, amor, santa poesía, y sobre todo, una esperanza renovada y una vida nueva que a pesar de los discursos hipócritas de algunos que llamaron a tu puerta, está deseando descubrirse ante ti.

    ¿Hay algo de verdad en lo que escribo, desafío, frustración... o todo es ficción?

    Yo soy parte de una generación que vivió gestas inolvidables que valen por sí mismas, y aunque apenas recuerdo haberlas vivido, todo está escrito en los libros. Pero lo mío no es lo tuyo, tú eres joven y tienes conciencia del pasado, por eso tienes un futuro por delante. Pero si te surgen dudas, si crees que alguien te puede perjudicar y tienes miedo dímelo, confía en mí, porque sé con quién hay que hablar para superar la exclusión, el odio, el revanchismo, la intolerancia, y también enjuagar las lágrimas y hacer reír. Sí, sé con quién hay que hablar para hacer reír. Y no solo eso, también tengo información suficiente para disuadir a cualquiera que vaya en contra de tus intereses, o de ti misma. Créeme, estaría dispuesto a llevar ante los tribunales de justicia a quien fuera por ti. Porque hay gente ida, pero humana a carta cabal, con la que puedo contar incondicionalmente, gente solamente interesada en construir el orgullo, la dignidad y el sentido de la responsabilidad tirando a la basura cualquier pesimismo enfermizo. También en tu defensa irían las miles de luciérnagas y grillos que rondan por mi cabeza y me anuncian el nuevo día cuando a veces me ausento. Y llegado mi turno, diría de ti, que conoces de la vida lo suficiente, que estás plena de esfuerzos e intentos, de éxitos y fracasos, de proyectos que realizar y una rosa roja en el puño por entregar, y más, que esperas con entusiasmo el deslumbrar de una nueva aurora que llegará distinta como un día diferente a otro lo es.

    Está escrito, Batisteta, aquí tienes un amigo con dos brazos pegados a un hombro para tus momentos más bajos. Porque tú y yo somos parecidos, personas del montón que la vida curtió sin añoranzas pero con orgullo, sin pesimismo pero con franqueza. Somos lo que fuimos cuando deseamos morir y por miedo a las consecuencias optamos por sobrevivir. Somos exactamente nosotros mismos ahora que sabemos lo que sabemos y queremos vivir...

    El presente es nuestro, Batisteta Clos, y nada ni nadie nos lo va a arrebatar. Del futuro hablaremos otro día.  Beso.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook