Blog 
Quizá ya ocurrió
RSS - Blog de dona .

El autor

Blog Quizá ya ocurrió - dona .

dona .

Sobre este blog de Cultura

Quizá ya ocurrió es un lugar sacado de las brisas de un mar y sus brumas donde todas las ideas serán bienvenidas, sobre todo las infundadas y las que vienen de los que dudan y otros caprichos, y donde la evidencia, no será ni mucho menos suficiente para desmentir una verdad. En fin, ya me entienden....


Archivo

  • 31
    Octubre
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    El amor visto para sentencia

    La verdad: "el amor no tiene larga vida", nostalgia.

    Tengo un pálpito: alguien me ha traicionado o lo va a hacer... ¿Una traición? Antes y ahora: "Bendito amor".

    Recuerdo aquella vez, que yo ti te conocí, recuerdo... (esto me suena a bolero). El caso es que debatíamos apasionadamente acerca de la verdad en el amor. Yo mantuve mi defensa de la verdad en el amor en cualquier circunstancia. Sin embargo, conocedor de la nostalgia, no me importó mentir porque hablábamos de un amor que solo a dos interesaba y no estaban presentes. Tampoco estaba claro que el amor fuera sincero. Ni la verdad fiable, aquella de Jesús en boca de Juan: "y conoceréis la verdad y la verdad os hará libres". Ocurre con las patrañas que a través de la palabra escrita, acaso con habilidad intuitiva, se logra aplicar durante un proceso de interacción personal. El refranero popular sentencia: "tonto es aquel que se cree que el otro es tonto". Yo cuando escribo no pretendo hacer tonto a nadie, y mucho menos traicionar la confianza en el amor. Yo no soy esa: Alguien más suspicaz que de costumbre me va a traicionar... Alguien a veces arrepentida de sus propias traiciones... Que nadie traicione al amor, mejor decir siempre la verdad, nostalgia, cueste lo que cueste. El amor visto para sentencia. (Lamento sacar mis miserias a pasear).

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook