Blog 
Quizá ya ocurrió
RSS - Blog de dona .

El autor

Blog Quizá ya ocurrió - dona .

dona .

Sobre este blog de Cultura

Quizá ya ocurrió es un lugar sacado de las brisas de un mar y sus brumas donde todas las ideas serán bienvenidas, sobre todo las infundadas y las que vienen de los que dudan y otros caprichos, y donde la evidencia, no será ni mucho menos suficiente para desmentir una verdad. En fin, ya me entienden....


Archivo

  • 31
    Octubre
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    El amor y la verdad

    La piedad denota compasión, y esta, a su vez, tiene visos de amor inherente a aquella dignificante verdad. Por lo que, y es obvio, cuando se miente, no es cierto que se pueda hablar de condición piadosa, es solo un decir convencional y justificativo, subterfugio acomodaticio del amor. Una mentira piadosa... Un apaño para maquillar un sentimiento hermoso, una historia gloriosa y épica... Cuánto amor se ha perdido por no decir la verdad... Y más por ese mentir lesivo que afecta a la confianza. La mentira, se adorne como se adorne, con muecas, risas o lágrimas, perjudica seriamente al amor.

    Una amiga me dijo que cuando escribía sobre ella le hacía daño a veces. No le contesté, pero sin negar que mintiera, más daño le haría si dijera la verdad. Aunque la verdad se puede disfrazar de mentira con el fin de no hacer daño. (Y dale, y vuelta a empezar con la mentira piadosa). La verdad, se quiera o no siempre aflora, como el amor, y eso es bueno. Y la mentira salpica y moja con las gotas repelentes de la desconfianza, y eso es malo.

    Cuando escribo, no soy persona de decir siempre la verdad, ni soy su defensor, aunque creo que si pudiera diría siempre la verdad (sublime e inexorable). Mahatma Gandhi dijo: "El amor y la verdad son dos caras de la misma moneda". Sin embargo, al que miente se le puede reprender o insultar, pero al que dice la verdad... Me pregunto qué consecuencias tendrá decir siempre la verdad... La verdad, esa verdad que sale de los adentros, indebida a veces... ¿cómo es una verdad indebida a veces? Yo, cuando escribo igual no, pero en torno a un café amargo siempre digo la verdad.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook