Blog 
Quizá ya ocurrió
RSS - Blog de dona .

El autor

Blog Quizá ya ocurrió - dona .

dona .

Sobre este blog de Cultura

Quizá ya ocurrió es un lugar sacado de las brisas de un mar y sus brumas donde todas las ideas serán bienvenidas, sobre todo las infundadas y las que vienen de los que dudan y otros caprichos, y donde la evidencia, no será ni mucho menos suficiente para desmentir una verdad. En fin, ya me entienden....


Archivo

  • 29
    Abril
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    El Mago del corazón

    Es un caso perdido, dice que el día que nació estaba la ventana cerrada y no pudo entrar el Mago del corazón. De ahí que su corazón se haya quedado desprovisto de ilusiones a una edad temprana, salvo las que nacen de la observación y la reflexión. Hablo de una amiga, de un ser entrañable: Flor de María. Me dice que por hacer algo que le dicta el corazón sin temor a las consecuencias sería capaz... y se va. A veces creo que vive de manera artificial a la espera que llegue el momento de inyectarle al día siguiente una ampolla del pasado que la mantenga viva. Un contratiempo económico y otros descuidos, además de su penosa salud. Una amiga vive escéptica, incluso duda si merece la pena seguir luchando. Su esposo la ama, le da ánimos y es comprensivo con su carácter intransigente: difícil esa convivencia. Me gustaría poder decirle... a veces le digo pero no escucha, oye pero no escucha. Tengo la impresión de que no va a ser capaz de salir del tinglado mental en el que se encuentra. Cuando está en la mecedora que tiene en la terraza y mira sus plantas, en especial una, se queda observándola y creo que su mente está deliberando pensamientos atascando su voluntad. Me acerco a ella en las buenas madrugadas, y queriendo arrancarle una sonrisa de soslayo, le digo que parece el congreso de los diputados sin consenso. Lleva años sin consenso en su vida. Y cada día que pasa sonríe menos.

    Tranquilo -me digo-, no te metas, está en su mundo convencida de que a la gente hay que dejarla hacer lo que quiera. Incómodo calabozo en el que vive una amiga donde tiene enterrado parte de su ser a la espera que llegue la hora con el nuevo día y vuelva quien le paga la fianza para ir tirando...

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook