Blog 
Quizá ya ocurrió
RSS - Blog de dona .

El autor

Blog Quizá ya ocurrió - dona .

dona .

Sobre este blog de Cultura

Quizá ya ocurrió es un lugar sacado de las brisas de un mar y sus brumas donde todas las ideas serán bienvenidas, sobre todo las infundadas y las que vienen de los que dudan y otros caprichos, y donde la evidencia, no será ni mucho menos suficiente para desmentir una verdad. En fin, ya me entienden....


Archivo

  • 20
    Octubre
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    El romanticismo de ayer

    Una amiga me escribe y dice que se va a tirar de cabeza al pozo de los deseos de La Virgen de Covadonga. Mi amiga habla de amor y está dessperada. No es de este tiempo.
      
    Qué triste resulta mirar atrás y darse cuenta que ha desaparecido el ayer romántico del escenario amoroso. Cantarle una canción, escribirle un poema, decirle a la luz de la luna palabras de amor: "nadie como tú". Y enviarle flores. Se trataba de conquistarla. Y si eras correspondido, cuando llegabas a su corazón y se iba convirtiendo en realidad, ay. Una mirada de soslayo bastaba. Hoy se dejan robar un beso y ya está; ahora es todo más rápido. Antes era más romántico.
       
    El ayer romántico. El romanticismo. Bendito amor. Y sentirse enamorado. Una mujer escondía su mirada para protegerse del hombre amado: era el juego del amor. Amor deseado, ansioso; una nimia mirada materializaba una ilusión. Palabras pronunciadas con sus labios demostraban el deseo ferviente de un beso. Ser besada con ingenua calidez, era un comportamiento de respeto y admiración.
       
    Me dicen que hoy en día es normal la ausencia de amor en una relación, el modelo a seguir: "aquí te pillo aquí te mato" (hoy te he nombrado. Lástima que no me leas). Ya no hay cartas escritas de puño y letra; nada se compone ni se canta; ya no hay poesía en las relaciones de pareja; palabras de amor. ¿Acaso nadie se enamora? ¿Se invita a una copa y ya está? Las prisas... Las ganas de llegar... Qué triste de morir todo.
      
    -No recuerdo tu nombre...
    -¿Acaso importa? 

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook