Blog 
Quizá ya ocurrió
RSS - Blog de dona .

El autor

Blog Quizá ya ocurrió - dona .

dona .

Sobre este blog de Cultura

Quizá ya ocurrió es un lugar sacado de las brisas de un mar y sus brumas donde todas las ideas serán bienvenidas, sobre todo las infundadas y las que vienen de los que dudan y otros caprichos, y donde la evidencia, no será ni mucho menos suficiente para desmentir una verdad. En fin, ya me entienden....


Archivo

  • 28
    Diciembre
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    El último decreto

    Rajoy, antes de que acabe el año quiere dejar atado el ultimo decreto, y tendrá que ver con las pensiones; la raya roja que nunca pasaría (recuerden). Si fuera la raya roja de un paso de peatones... en fin. Se trata de endurecer la jubilación anticipada y adelantar el plazo previsto de la edad de jubilación a los 67 años. Será el ultimo decreto del 2012. En el 2013 tiene previsto recuperar el consenso. Quiere que la calle vuelva a ser el lugar donde los coches y los peatones tengan su espacio claramente delimitado y no un lugar reivindicativo o un camping o un campo de batalla. El 2013 será un año genial para los ciudadanos de este país. Eso no quiere decir que Rajoy se vaya a echar atrás en alguno de sus múltiples errores cometidos, solo quiere empezar el nuevo año libre de culpas y con nuevas promesas que incumplir. Porque en un año acabó con todas las que había en su programa electoral. A Rajoy le presumo arrepentido, pero no pondría la mano en el fuego por su propósito de enmienda.
     
    Esto me recuerda que ayer noche, en un programa de radio dos invitados a una tertulia, teniendo como tema de discusión la amistad, uno de ellos le preguntó al otro: ¿"qué prefiere usted, ser pobre con abrazos o rico sin abrazos"? El otro contertulio, después de hacer una pausa como para hacer creer que la respuesta iba a ser original, dijo: "bueno, yo prefiero ser rico, y ya con el dinero buscaré los abrazos".
     
    La palabra de Rajoy no tiene valor alguno. Lo sabe él y toda la sociedad. Una sociedad que es una tormenta de voluntades iracundas que en un inmenso haz pueblan las calles todos los días con sus noches.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook