Blog 
Quizá ya ocurrió
RSS - Blog de dona .

El autor

Blog Quizá ya ocurrió - dona .

dona .

Sobre este blog de Cultura

Quizá ya ocurrió es un lugar sacado de las brisas de un mar y sus brumas donde todas las ideas serán bienvenidas, sobre todo las infundadas y las que vienen de los que dudan y otros caprichos, y donde la evidencia, no será ni mucho menos suficiente para desmentir una verdad. En fin, ya me entienden....


Archivo

  • 27
    Diciembre
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Fotografías

    Estoy seguro que alguna vez te ha ocurrido que al buscar algo en concreto por algún cajón encontraste otra cosa perdida. Quizás algún papel (de hacienda), antiguas cartas (de amor), algunas fotos, ay, las fotos viejas y olvidadas. Un día tropiezas con una foto y te caen encima los recuerdos, se desploma una promesa y aparecen las dudas, y las dudas te hacen sentir...

       
    El visualizar una vieja fotografía puede ser algo así como un viaje al pasado, la vuelta a un mundo casi olvidado; aquel día en el que alguien te hizo sentir la dueña del mundo. O simplemente te viste vestida de princesa con tu príncipe en un cuento maravilloso. Nada que ver con el presente. Y te pones triste.
        
    En una fotografía pueden estar reflejados los momentos que con el tiempo se esfumaron entre la neblina del recuerdo. Una foto pinta de colores tus blanqueadas sienes. La forma súbita de volver a un pasado desde el presente por un túnel de colores difusos, como la obra de los girasoles pintados por un genio arrinconado en la vida nada más nacer.
       
    Y sin darte cuenta comienzas a revisar viejos álbumes de fotografías guardados en un baúl, antiguos viajes a ninguna parte; recuerdos que traen a tu fatigada memoria besos, suspiros y una cara que no recuerdas... Son fotografías que guardan un pasado imposible de rememorar ¡maldita esta memoria!, aunque sabes que nada explica tan bien lo que pasará en el futuro como el presente. No hablo de muerte sino de vida.
       
    Las fotos guardan la evidencia de una ilusión que fue, un amor sin nombre. Y de repente recuerdas que en cuestiones de amor, cuando alguien te regala un verso bajo el mismo cielo es porque ya te ha robado el corazón, y entonces cierras los álbumes de fotos sin perder ni un minuto y vas a soñar los deseos más hermosos... 
       
    Las viejas fotos no son más que fotos olvidadas... sin embargo, las fotos por hacer actualizan amores. Son fotos mágicas que hacen revivir el presente en otro mundo. La ilusión de un día que navegaste por un mar inmenso con la fuerza de un suspiro y te quedaste a vivir entre sus brazos en un lugar maravilloso del que solo recuerdas el olor de azahar. Aquel día nació pleno de vida, un día para el recuerdo que ya nunca olvidarás.
     
    -¿Estás seguro?
    -Completamente.
    -Entonces ya me voy a planchar y a lavar y a cocinar y a zurcir calcetines y cuidar nietos y aguantar un marido gruñón y a dormir deseos en mi almohada solitaria y lejos de un cuerpo indiferente.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook