Blog 
Quizá ya ocurrió
RSS - Blog de dona .

El autor

Blog Quizá ya ocurrió - dona .

dona .

Sobre este blog de Cultura

Quizá ya ocurrió es un lugar sacado de las brisas de un mar y sus brumas donde todas las ideas serán bienvenidas, sobre todo las infundadas y las que vienen de los que dudan y otros caprichos, y donde la evidencia, no será ni mucho menos suficiente para desmentir una verdad. En fin, ya me entienden....


Archivo

  • 17
    Mayo
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Hagamos un trato

     

    ¡Amigo mío, por favor, no olvides recordar a un gran escritor y admirador mío que con suma tristeza apenas puedo pronunciar su nombre: MARIO BENEDETTI ha muerto, mi inspiración, mi creador, un amigo que nunca supo de nuestra amistad, estoy llorando, estoy muy muy tristeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee, no te olvides, por favor!. Gracias. Un beso.
     
    Roxana Herrero. Domingo, 17 de mayo de 2009.
     
    Hagamos un trato, Mario Benedetti.
     
    Compañera
    usted sabe
    que puede contar
    conmigo
    no hasta dos
    ni hasta diez
    sino contar
    conmigo.
    Si alguna vez
    advierte
    que la miro a los ojos
    y una veta de amor
    reconoce en los míos
    no alerte sus fusiles
    ni piense qué delirio
    a pesar de la veta
    o tal vez porque existe
    usted puede contar
    conmigo.
    Si otras veces
    me encuentra
    huraño sin motivo
    no piense qué flojera
    igual puede contar
    conmigo.
    Pero hagamos un trato
    yo quisiera contar
    con usted
    es tan lindo
    saber que usted existe
    uno se siente vivo
    y cuando digo esto
    quiero decir contar
    aunque sea hasta dos
    aunque sea hasta cinco
    no para que acuda
    presurosa en mi auxilio
    sino para saber
    a ciencia cierta
    que usted sabe
    que puede
    contar conmigo.
     
    Mario Benedetti, poeta, falleció el 17 de mayo de 2009.
        
    De acuerdo, Rox, puedes contar conmigo, pero hagamos un trato, recordaré al poeta de la vida y el amor, Mario Benedetti en el día de su muerte si tú recuperas la alegría.
      
    Deseo que dejes de estar triste
     
    Deseo que dejes de estar triste, no para que veas las hambrunas de los países más pobres, ni la desesperanza de los países en guerra cargados de agresión, ni el dolor que aún infringe a nuestra América Latina, las dictaduras de indignos opresores contra los que Mario Benedetti luchó toda su vida, ni para que contemples lo absurdo de un mundo que ha puesto el listón de la intransigencia y la maldad en el lugar que antes ocupaba la tolerancia y la bondad, ni para que presencies como las ballenas prefieren el suicidio antes que rendirse a la infame cacería que nunca evitaría sus muerte. No, mi amiga, deseo que dejes de estar triste para que la luz llegue a tu emoción más tierna; para que el color de la vida trascienda a tu poesía; para que el brillo de tus ojos llegue hasta el punto original del arco iris. Para que tu cuerpo abrace paso a paso la redondez del nuevo día, el lento relevo iluminado de la luna, la discreta señal de la estrella más profunda. Deseo que dejes de estar triste para que la crónica negra de este día: La muerte del poeta de la vida y el amor, Mario Benedetti, no te rompa el alma en mil pedazos. Quiero que seas fuerte y no desfallezcas. Quiero que recuperes la alegría para que puedas ver el contorno de tu sonrisa, los ojos de tu alegría. Y para que veas acercarse el abrazo de tu amigo de allende del océano en un día tan triste para ti y para todos los amantes de la poesía. Deseo fervientemente que recuperes la alegría para que Mario Benedetti pueda irse de este mundo sin ver una sola lágrima correr por tus mejillas. A pesar de que fue un amigo que nunca supo de ti. Beso.
     
    17 de mayo de 2009. (Quizá ya ocurrió).

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook