Blog 
Quizá ya ocurrió
RSS - Blog de dona .

El autor

Blog Quizá ya ocurrió - dona .

dona .

Sobre este blog de Cultura

Quizá ya ocurrió es un lugar sacado de las brisas de un mar y sus brumas donde todas las ideas serán bienvenidas, sobre todo las infundadas y las que vienen de los que dudan y otros caprichos, y donde la evidencia, no será ni mucho menos suficiente para desmentir una verdad. En fin, ya me entienden....


Archivo

  • 02
    Noviembre
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    La amiga de mi amiga

    Existe un país en el mismo camino por donde sale el sol...

    Una amiga me invitó a tomar café y pastas de té en su casa, ella sabe que me chiflan las pastas de té (pues ella aún más y no lo sabe), y mientras fue a hacer café, en ese descuido, entré en su ordenador con la sana intención de encontrar algo de qué escribir. Para nada se me ocurrió husmear en su vida privada. (Yo no soy de esas). Y encontré una carta que le había enviado una amiga que me conmocionó... Enseguida la reenvié a mi correo electrónico. Ella no se dio cuenta y las pastas de té estaban exquisitas. Y ella, ay, ella, mi amiga. (Copio y pego).
     
    Los policías me dan miedo.
     
    Después del acontecimiento violento de la semana pasada me queda claro que de entre los ladrones y los policías no hay a quien irle.
     
    Los ladrones después de sus fechorías mandan a sus familiares para que los afectados les otorguen el perdón y librarse de la cárcel.
     
    Los policías piden dinero para 'sembrar' armas o lo que sea a los ladrones y si se niegan pasan una larga temporada tras las rejas.
     
    Y la gente buena, a la que roban y golpean, no sabe qué hacer y tiene miedo pero con miedo no se hace nada.
     
    Hay que ser muy valiente para denunciar y afrontar las consecuencias. Vivir con sobresalto o cambiarse de país.
     
    ¿Huir? o quedarse y morir. Así ya no hay quien viva.

    Beso.
     
    Ese país más que una esperanza es un cementerio de vidas rotas, lo que necesita es una sociedad valiente y responsable que exija a su clase dirigente que sea respetada. En ese país no existe acceso a la libertad, es un país fallido con un pueblo temeroso. El pueblo siempre defraudado. Lo que digo es cierto, conozco el país de la amiga de mi amiga y no quisiera vivir en él, tampoco que nadie sufriera de esa manera... Cuando la realidad supera la caricatura de la vida se hace imposible vivir. Confirmo con asombro que hay países que aún no han adquirido la mayoría de edad. Son países donde la corrupción y la violencia van de la mano con la política y la policía.

    'Desde que te conocí supe que no estaba sola'.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook