Blog 
Quizá ya ocurrió
RSS - Blog de dona .

El autor

Blog Quizá ya ocurrió - dona .

dona .

Sobre este blog de Cultura

Quizá ya ocurrió es un lugar sacado de las brisas de un mar y sus brumas donde todas las ideas serán bienvenidas, sobre todo las infundadas y las que vienen de los que dudan y otros caprichos, y donde la evidencia, no será ni mucho menos suficiente para desmentir una verdad. En fin, ya me entienden....


Archivo

  • 11
    Octubre
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    La armonía de la vida

    Es posible que no deba ser así, porque todo lleva un orden en la vida. Pero yo, después de empezar a escribir descubrí la lectura. Quiero decir que empecé a escribir antes que a leer, y he de confesar que me encanta leer simplemente para pasar el rato y porque es una de las mejores fuentes de aprendizaje. Escribir me enseña a conocerme mejor, y leer a vivir historias de amor y desamor; historias de la vida a su manera, porque leo, sí, pero solo titulares de prensa (no quiero que la muerte me venga a visitar y no la reconozca) y poesía. Entonces, y resumiendo, me gusta leer y me gusta escribir. Eso es todo. Y lo sería si no fuera por esas excepciones que a veces o siempre confirman que no todo es como uno quiere. Porque siempre hay normas y reglas. Apología en defensa de la propia apología. La palabra. Prefiero escribir mi propia historia y su epígrafe. Y en eso estamos un jueves de porvenir recurrente. Un jueves de renovadas esperanzas. Un jueves que no puede esperar a que el porvenir llegue: porque hoy no es un día cualquiera. Hoy es un día especial. Y no voy a permitir que la poesía se explique y mi estado de ánimo negativo me impida entenderla. Así que me dejaré llevar por el trasiego que recorre el verso hasta la prosa y me ceñiré al guión que revela la santa poesía. Y de manera tibia.

    La palabra y su dicción. La conversación sabia y amena. Que no, que no me dejaré embaucar por nada ni nadie: miraré de soslayo las cosas sencillas que me encuentre para apreciarlas y me alimentaré de la ficción, de alguna absurda historia y de un poema que me explique, porque nada ocurre por casualidad... O sí. Que hablo de literatura, de creación literaria y su atmósfera lírica. De amor y santa poesía. La armonía de la vida.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook