Blog 
Quizá ya ocurrió
RSS - Blog de dona .

El autor

Blog Quizá ya ocurrió - dona .

dona .

Sobre este blog de Cultura

Quizá ya ocurrió es un lugar sacado de las brisas de un mar y sus brumas donde todas las ideas serán bienvenidas, sobre todo las infundadas y las que vienen de los que dudan y otros caprichos, y donde la evidencia, no será ni mucho menos suficiente para desmentir una verdad. En fin, ya me entienden....


Archivo

  • 10
    Mayo
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    La hormona de la codicia

    El abogado de Pantoja dice que las hormonas la cegaron.

    "Por todos es sabido que un determinado estado anímico dificulta ver la verdad", ha dicho Luis Rodríguez.

    El abogado de Isabel Pantoja ha señalado durante la vista de los recursos presentados ante el Supremo contra la sentencia que la condenó a dos años de cárcel por blanqueo de capitales que la hormona provocada por su amor hacia Julián Muñoz le impidió ver la verdad del exalcalde corrupto de Marbella. Levante.

    Hormona: Producto de la secreción de ciertas glándulas del cuerpo de animales y plantas que, transportado por la sangre o por la savia, regula la actividad de otros órganos. La RAE.

    ¿Las hormonas tienen que ver con el amor o con el sexo? No importa, lo cierto es que, según el abogado de la Pantoja, dificulta "ver" la verdad. Por todos es sabido.

    En este país todo el mundo roba (quien no roba es porque no tiene la oportunidad). La honradez en la vida, como el valor en la guerra, se tiene que demostrar.

    Las estafas finacieras se diseñan de modo tal, que las personas que la integran son responsables si se demuestra. A veces es imposible seguir el rastro del dinero y se lo llevan envuelto en papel de regalo. A fin de cuentas nunca pasa nada porque el Erario es de todos y todas. Las hormonas estimulan, además del sexo, el amor y el blanqueo de dinero. El abogado de la Pantoja acaba de añadir dos acepciones a la codicia (deseo o apetito ansioso y excesivo de bienes o riquezas): el sexo y el amor.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook