Blog 
Quizá ya ocurrió
RSS - Blog de dona .

El autor

Blog Quizá ya ocurrió - dona .

dona .

Sobre este blog de Cultura

Quizá ya ocurrió es un lugar sacado de las brisas de un mar y sus brumas donde todas las ideas serán bienvenidas, sobre todo las infundadas y las que vienen de los que dudan y otros caprichos, y donde la evidencia, no será ni mucho menos suficiente para desmentir una verdad. En fin, ya me entienden....


Archivo

  • 11
    Octubre
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    La inflación

    Según el INE, la subida del IVA dispara la inflación anual hasta el 3,4%. Es mucho, pero es una décima menos que la que se preveía hace 15 días. Esta es la verdadera, o sea, y para que nadie se llame a engaños, la inflación interanual aumentó siete décimas en septiembre y se situó en el 3,4 %. Es lo que hay. Es mucho, sí, pero la vida está muy cara, de ahí que la inflación se dispare.
     
    A mí esta noticia me interesa porque ando detrás de la revalorización de las pensiones. Por una parte quiero que suba la inflación para comprarme un ordenador mejor, y luego pienso que si sube mucho me costará más el ordenador. Por la otra, si la inflación sigue en este plan, subiendo quiero decir, el gobierno dirá que no hay revalorización de las pensiones y adiós ordenador. Sin embargo, sin la inflación baja, digamos a algo asumible por el gobierno, que dice, aunque nadie sabe qué por ciento sería el asumible por el gobierno, entonces si que revalorizaría las pensiones y podría comprarme el ordenador. El asunto es complicado. La culpa, según voy leyendo la noticia, principalmente es del IVA, pero también del vestido y el calzado. Carburantes, automóviles. Y medicinas. Y el transporte. Y la electricidad, el gas y la distribución de agua. La telefonía móvil. El tabaco y el alcohol. ¡Carajo!, esto es el nunca acabar, leo la noticia y cada vez aparecen más culpables. Uy, que se me pasó en el apartado de energías el gasóleo para calefacción que también subió. Ya está, corrijo y sigo: Los alimentos y bebidas no alcohólicas. Y eso es todo, se acabaron los culpables. Tampoco fue para tanto, digo yo. Por otra parte, lo que no tuvo una repercusión negativa sino positiva, fueron los hoteles, restaurantes y viajes organizados. Y la cultura. Caramba, parece que la lista de inocentes es más bien corta. En fin, y resumo, la inflación para el mes de septiembre fue de 3,4 %. Todo tiene su explicación. Entonces, no puedo por más que animar a la gente que más sufre en este periodo de dificultades, la clase media, porque la alta está de lo más animada y la baja ya no existe, que no tire la toalla, que no se desanime ni se desmotive, que las consecuencias serían catastróficas. Que la vida se erosiona si la desesperanza abraza. OK. (Cualquier ayuda innecesaria es un obstáculo para avanzar).

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook