Blog 
Quizá ya ocurrió
RSS - Blog de dona .

El autor

Blog Quizá ya ocurrió - dona .

dona .

Sobre este blog de Cultura

Quizá ya ocurrió es un lugar sacado de las brisas de un mar y sus brumas donde todas las ideas serán bienvenidas, sobre todo las infundadas y las que vienen de los que dudan y otros caprichos, y donde la evidencia, no será ni mucho menos suficiente para desmentir una verdad. En fin, ya me entienden....


Archivo

  • 21
    Julio
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Las balas las carga el diablo.

    ¡Qué fin de semana más agotador!. Fui a Cullera, ay, conducir entre tanto coche es demasiado, la carretera, la gente: pareciera que fuese la hora del recreo. Y luego no poder aparcar hasta el faro. Me mata conducir: ya no estoy para hacer kilómetros; nada como quedarse en casa; mejor en mi pueblo para pasar un domigo de calor axfisiante que en Cullera. Donde hay patrón no manda marinero, no sé si me explico. En mi casa el cicuenta por ciento de la tan cacareada igualdad... mejor me cayo. Además, en mi pueblo no necesito el coche para ir a misa o al casino. No me hace falta moverme de casa para pasar de lo habitual a lo insólito.

    El caso es que existe un día en el calendario preparado para todo. Y ayer fue uno de esos odiosos días. Y todo por olvidarme de felicitar a mi esposa por su santo: Carmen. Lamentable mi descuido, de pena y dolor las consecuencias. Patricia, que es la más estudiada de toda la familia, me aconsejó que en el calandario del móvil programara el día y ya no olvidaría de la fecha porque él se encargaría de avisarme a tiempo. Eso sería genial. Le preguntaré cómo se hace y una pena menos, si llego al próximo año, claro. Porque ando de lo mío... me da mala espina mi cuerpo, pero eso lo dejaré para otro Quizá ya ocurrió que se me hace tarde. Si al menos hubiera encontrado el secreto mejor guardado para saber por qué todo lo malo de este mundo me ocurre a mí. Tal vez porque nadie como yo para meter la pata... (Y luego hay quien dice que escribir refleja emociones, y engancha, así que mejor nado y guardo la ropa por lo que pueda suceder. Las balas las carga el diablo).

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook