Blog 
Quizá ya ocurrió
RSS - Blog de dona .

El autor

Blog Quizá ya ocurrió - dona .

dona .

Sobre este blog de Cultura

Quizá ya ocurrió es un lugar sacado de las brisas de un mar y sus brumas donde todas las ideas serán bienvenidas, sobre todo las infundadas y las que vienen de los que dudan y otros caprichos, y donde la evidencia, no será ni mucho menos suficiente para desmentir una verdad. En fin, ya me entienden....


Archivo

  • 24
    Junio
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Mi esperanza está en ti.

    Esta noche salté las siete olas y tiré mis miserias al mar; como las llevo anotando una eternidad no dejé ninguna. Supongo. Los años dan al menos experiencia. Pero ahora, pensando me doy cuenta que no le pedí a la María salud para todos y todas, y trabajo, y que se vaya Rajoy. ¡Joder, dona!, estaba impaciente por deshacerme de tanta miseria que dejé para otro momento las peticiones (a la carta) según llegaban las olas. Arreglado: esta noche tendré un aparte con la María y hablaremos de todo un poco. Por cierto, y esto tiene que ver con los milagros, me cuentan que es posible que me vengas a visitar algún día. Si por elegir fuera, me quedaría con la María, pero reconozco que Dios es más milagroso... De creer en Dios, y en la vida eterna, y en la salvación del alma, y en la prosperidad, y en la paz en el mundo, responsabilidad de Dios, ojo, porque el humano ser anda con sus asuntos inaplazables jodiéndolo todo. De creer en Dios hablo, y de ser normales.

    ¿Necesitaríamos de Dios Todopoderoso si fuéramos normales? Igual no. Pues hace bien en pasar de nosotros. Si acaso solo para la salud... ¿qué? No sabe no contesta.

    “Y ahora, Señor, ¿qué esperaré? Mi esperanza está en ti”. SAL.39.7. El Señor es mi esperanza: hágase su voluntad. Amén.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook