Blog 
Quizá ya ocurrió
RSS - Blog de dona .

El autor

Blog Quizá ya ocurrió - dona .

dona .

Sobre este blog de Cultura

Quizá ya ocurrió es un lugar sacado de las brisas de un mar y sus brumas donde todas las ideas serán bienvenidas, sobre todo las infundadas y las que vienen de los que dudan y otros caprichos, y donde la evidencia, no será ni mucho menos suficiente para desmentir una verdad. En fin, ya me entienden....


Archivo

  • 07
    Noviembre
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Necesito escribir, no se enfade

    Una amiga de redacción:
     
    ...y luego de una amena charla...
       
    -Le debería colgar el teléfono.
    -Yo nunca lo haría.
    -No acepta mi consejo y quiere que le pase la nota...
    -Lo que puede hacer es no pasarme la nota y colgarme el teléfono. Le pido por favor que la pase: él sabrá qué hacer con ella, si tirarla a la papelera o lo que considere. Y no me de consejos.
    -Se la pasaré.
    -Se lo agradezco, que pase un buen día.
     
    Mal asunto es la desconfianza, y peor prejuzgar. Que igual tiene todo que ver. No digo que entre sus funciones esté filtrar las llamadas inoportunas o estúpidas que entretengan a su jefe, pero la educación no puede estar reñida con el cargo. Son tiempos jodidos y nadie merece que le traten (---) póngase en mi lugar y califique su comportamiento "amable".
     
    Es desconfianza, y desconfiar por desconfiar es un rasgo negativo en lo personal y para toda la colindancia. Mire usted, él es mucho para mí y seguro que no tengo derecho a pedirle un favor (suena contradictorio) el caso es que sigo siendo el mismo psicótico de siempre. Le quiero y nunca olvidaré lo que hizo por mí. Y si le soy sincero, me importa un carajo lo que piense usted de mí. O él. Le decepcioné muchas veces... pero estoy obligado a pedirle. Eso sí, no me de consejos que soy maestro de escuela y tengo ese defecto profesional. Tal vez usted lo sea también. ¿Verdad que somos un caso?
     
    Conviene actuar en la vida con cierta dosis de cautela, y siempre dejando espacio a la duda. No me juzgue indeseable, soy un padre. Al relacionarnos, personas que son agradables al trato, bondadosas, dignas de confianza se equivocan, y pudieran perjudicarnos involuntariamente ¿no es el caso? Pues usted me perjudicó por su actitud desequilibrada. Tiene una responsabilidad en su empresa que desconozco, pero no construya su vida en ausencia de confianza. No discrimine a la persona con la que habla si no es nadie, si no la conoce (si me conociera la deslumbraría). Sobrevolare al desconocido, no lo minusvalore. Sobrevalorar siempre, luego.... (Tal vez mañana volvamos al amor y la santa poesía).

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook