Blog 
Quizá ya ocurrió
RSS - Blog de dona .

El autor

Blog Quizá ya ocurrió - dona .

dona .

Sobre este blog de Cultura

Quizá ya ocurrió es un lugar sacado de las brisas de un mar y sus brumas donde todas las ideas serán bienvenidas, sobre todo las infundadas y las que vienen de los que dudan y otros caprichos, y donde la evidencia, no será ni mucho menos suficiente para desmentir una verdad. En fin, ya me entienden....


Archivo

  • 31
    Diciembre
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Nochevieja

    Les Seniaes, donde todo comenzó. Dolor, alegría, pena, ilusión, familia, trabajo, fe, amor, poesía. Quizá ya ocurrió. Vida.

    Navidad. Regalos y otras cosas, y todas estupendas. Paz y amor en la tierra a los hombres y mujeres de buena voluntad. Amén.

    Nochevieja. Fe. Los idos, los bienvenidos, los vencidos, los vencedores, los nacidos, los muertos. Salud.

    Año Nuevo. Esperanza. Desempleo, dinero, incertidumbre, estrés. El país se desangra ética y moralmente. El pueblo desahuciado por las calles. ¿Y entonces...? Felicidades.

    Para muchas personas la época navideña es una fuente de gran tensión... Buena comida y mejor vino. Un tertuliano inteligente a veces evasivo y siempre cortés... Genio y figura hasta la sepultura. ¡Joder, dona, cuánto duele este invento de la Navidad!. Cuánto duelen las ausencias... Cuánto duele el silencio... Cuánto duele la vida en Navidad. Tanto como un comentario absurdo integrado en un texto de simple apariencia.

    Siendo joven, mucho antes de conocer a Eugenio, consulté a una vieja sobre un tema y una decisión que debía tomar, y esa vieja me dijo: "Haz una especie de balanza mental. De un lado coloca lo positivo y del otro lo negativo, y luego, antes de tomar tu decisión en función del peso, deja que hable tu corazón". El experimento no me sirvió de mucho porque era joven y mi futuro aún estaba en el panegírico... ni tomé en cuenta la balanza mental. En la vida debemos tomar decisiones partiendo siempre de lo que consideramos correcto en ese momento. Y asumir sus consecuencias. Porque ha de ser muy triste andar por la vida sabiendo que vamos dejando a nuestro paso heridas que mutilan el futuro de una mujer... Digo una mujer y digo una dama que es más. Y digo un sol y digo un firmamento por el hecho de negar la evidencia. El problema no es la distancia sino el silencio. De esa dama enamorada, inteligente, soñadora, luchadora, tengo escrito por ahí que sus mejores argumentos son su risa y su alegría. Y de sus ojos la mirada. "Lo peor del amor es cuando pasa, cuando al punto final de los finales no le quedan dos puntos suspensivos...". Joaquín Sabina.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook