Blog 
Quizá ya ocurrió
RSS - Blog de dona .

El autor

Blog Quizá ya ocurrió - dona .

dona .

Sobre este blog de Cultura

Quizá ya ocurrió es un lugar sacado de las brisas de un mar y sus brumas donde todas las ideas serán bienvenidas, sobre todo las infundadas y las que vienen de los que dudan y otros caprichos, y donde la evidencia, no será ni mucho menos suficiente para desmentir una verdad. En fin, ya me entienden....


Archivo

  • 24
    Julio
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Palabras, solo palabras.

    Me cuentan que una dama demostró que la palabra por sí sola produce un disloque en la sintaxis capaz de formar oraciones y expresar los conceptos. Que la palabra adormece la sintaxis y la hace estúpida. Y no sabe componer ni lanzar un piropo de joven enamorado. Hay damas que por ser inspiración de los poetas además creen que todo lo pueden. De ser una dama la que doblegara la sintaxis, además, debería estar enamorada... Sin duda el efecto de la palabra determina tensión, lágrimas y temor en el humano ser enamorado, incluso timidez, inseguridad y también ese hormigueo tan peculiar. La palabra, como comunicación verbal, es el principal vehículo de interacción cognitivo afectivo en la terapia de los enfermos de dolor de cabeza enlatado y ese no poder dormir que ataranta el psique.

    Un poeta aconseja a una dama que vomite la palabra que la perturba por los oídos para hacer consciente su vida emocional. Supongo que desde la lejanía es natural que todo gire en torno a la palabra y sus maneras de expresar. Pero no sé si un poeta es el mejor consejero o la medicina que una dama necesita... no, no... Por encima de un poeta y una dama está el amor.

    La palabra que persuade, que sugestiona, que observa, que hechiza, que habla, que mira de soslayo, que toca el cielo en la noche desvelada. La palabra efecto seductor depende del grado de sugestión racional con dependencia en estado de insomnio. La palabra adecuada se hace audible a años luz...

    Esta noche, casi como ignorando el sabor de la soledad, quise escribir una canción y ya ves, solo palabras. Al igual que tú, yo... Palabras, solo palabras.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook