Blog 
Quizá ya ocurrió
RSS - Blog de dona .

El autor

Blog Quizá ya ocurrió - dona .

dona .

Sobre este blog de Cultura

Quizá ya ocurrió es un lugar sacado de las brisas de un mar y sus brumas donde todas las ideas serán bienvenidas, sobre todo las infundadas y las que vienen de los que dudan y otros caprichos, y donde la evidencia, no será ni mucho menos suficiente para desmentir una verdad. En fin, ya me entienden....


Archivo

  • 11
    Noviembre
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Por ser como soy.

    De siempre la sinceridad fue norma en mi vida. Y no me trajo pocos disgustos, pues pasa por decir siempre lo que siento y pienso. Y eso que de cuando en vez no están en sintonía mis sentimientos y mis pensamientos.

    Aspiro a que mi colindancia comprenda que ser como soy no es un castigo sino una virtud dentro del desorden mental que me obliga a ir a misa y pedir perdón. Mi manera de ser solo me trae malentendidos. Y con ellos un gran dolor. Imposible decir lo que siento o pienso y se considere lealtad y no todo lo contrario. Quizá me salva que nadie me toma en serio. Pero eso también duele.

    Los valores ciudadanos se han ido para no volver. La mentira y la traición vienen de origen en cada relación de azahar con el roce de tu piel. ¿Cómo puede sobrevivir el amor entronizado en la mentira? La inocencia de una mirada de soslayo, la emoción de las mariposas que vuelan libres en el estómago, amor, y se niega a digerir la crueldad de la mentira. Mi manera de ser no es una carencia conductal que me lleva al desapego que obstaculiza mis relaciones humanas. No.

    En este comentario apuesto por la posibilidad de dar una segunda oportunidad, un margen de confianza. De no imponer las cosas sin dar importancia a la verdad de cada cual. Porque todo en la vida tiene al menos dos caras. Apuesto por una combinación de equilibrio ante la necesidad que tenemos de decir la verdad sin manipulaciones de ningún tipo. Con perdón.

    PD. Pido perdón porque soy igual de sincero hoy que ayer y no me fío de las consecuencias. Hoy como ayer: Haciendo amigos. 

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook