Blog 
Quizá ya ocurrió
RSS - Blog de dona .

El autor

Blog Quizá ya ocurrió - dona .

dona .

Sobre este blog de Cultura

Quizá ya ocurrió es un lugar sacado de las brisas de un mar y sus brumas donde todas las ideas serán bienvenidas, sobre todo las infundadas y las que vienen de los que dudan y otros caprichos, y donde la evidencia, no será ni mucho menos suficiente para desmentir una verdad. En fin, ya me entienden....


Archivo

  • 18
    Enero
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Profunda refexión

    Según me cuentan, existe un punto en el firmamento situado justamente sobre la cabeza de una amiga regando las plantas de su jardín: se llama cenit. Esta profunda refexión me trajo de cabeza esta mañana paseando por Les Seniaes. Cuando dona vivía nuestros debates no iban más allá de la vuelta del próximo camino. Pero ahora estoy dando en loco. ¡Joder, dona, entre dos siempre es uno el que más pierde!. El caso es que le envié un e-milio a una amiga para saber si era verdad que tenía algo sobre la cabeza cuando regaba las plantas de su jardín. Sin embargo, como esperaba, parca en palabras dijo no y ya está. Tampoco le importa demasiado mis estupideces de buena mañana. (Ten amigas para eso).

     
    Si dona viviera fijo me diría, "qué importancia tiene", ella nunca le dio importancia a lo que no lo tenía... Pero a mi me preocupa que mi amiga pueda tener un algo sobre la cabeza, cenit o una espada de Damocles. ¡Eso sería la hostia!. A poco que se desviara la regadera… ¡Qué estupidez!. Podría regar desde la ventana y entonces sin problemas, digo yo. No sé. Tampoco sé si el cenit tiene que ver con la cabeza de mi amiga, que dicho sea de paso no la tiene en su sitio. Uy, pero si no la tiene en su sitio -que no la tiene, doy fe-, entonces el cenit podría tener que ver con la maceta. Mi amiga no sabe ni contesta. Y dona, que pudiera saber, está muerta.
     
    Qué apasionante tema de discusión. Por ser un animal irracional la opinión de dona para mí siempre careció de importancia, aunque confieso que me gustaba debatir con ella. Pienso que si a mi amiga le enviara otro e-milio y le argumentara que, un decir, cambiara la maceta por la cabeza de su vecino -el asesino- y se la pusiera a sus pies, ¿cómo determinaría su cenit considerando que su cuerpo colgaría de sus talones?

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook