Blog 
Quizá ya ocurrió
RSS - Blog de dona .

El autor

Blog Quizá ya ocurrió - dona .

dona .

Sobre este blog de Cultura

Quizá ya ocurrió es un lugar sacado de las brisas de un mar y sus brumas donde todas las ideas serán bienvenidas, sobre todo las infundadas y las que vienen de los que dudan y otros caprichos, y donde la evidencia, no será ni mucho menos suficiente para desmentir una verdad. En fin, ya me entienden....


Archivo

  • 16
    Mayo
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Puños

     

     
    Niño llora sentado en la banqueta, por su carita asustada escurre un hilo de sangre 
    La mejilla hinchada y la boca floreada espantan a la gente
    Junto a él, la bicicleta roja tirada porque un barbaján le pasó por encima. 
    Niño llora sentado en la acera, en tanto un policía gordo le mesa los cabellos.
    Niño pide a su mamá. 
     
    Cerca, otra bicicleta yace en medio de la avenida
    Se oye el llorar de una sirena que lo asusta más
    La gente pasa, lo mira, se detiene un poco,  murmura y se va
    Yo con ellos
    Pienso en su madre que en casa estará esperándolo
    Niño me ve con ojitos medrosos.
     
    El tiempo camina de mano de la gente
    Sin prisa buscando su destino
    Yo sigo el curso de un día en su despertar.
     
    Veo a Niño pasar junto a mi 
    Al lado de él, un muchacho lleva las dos bicicletas, una en cada mano.
    Niño me mira
    Nuestras miradas se cruzan
    Quiero abrazarlo pero un estúpido impulso me toma de improviso
    Cierro los puños 
    Y me quedo viendo su carita asustada
    La puta ambulancia no se lo llevó, no era grave
    Niño quiere a su mamá
     
    Sigo caminando con los puños apretados
    Un rictus de tristeza se apodera de mi cara
    Niño está vivo y eso me alegra
    Pero no lo abracé
    Mis puños cerrados me cuestionan
    ¿Me habré deshumanizado?
     
    Niño se va
    Yo también
    De espaldas los dos
    Sin nada más que un adiós
    Y el recuerdo de un día que ya falleció
    con los puños cerrados.
     
    Flor de María.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook