Blog 
Quizá ya ocurrió
RSS - Blog de dona .

El autor

Blog Quizá ya ocurrió - dona .

dona .

Sobre este blog de Cultura

Quizá ya ocurrió es un lugar sacado de las brisas de un mar y sus brumas donde todas las ideas serán bienvenidas, sobre todo las infundadas y las que vienen de los que dudan y otros caprichos, y donde la evidencia, no será ni mucho menos suficiente para desmentir una verdad. En fin, ya me entienden....


Archivo

  • 26
    Octubre
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    ¿Qué disparate, verdad?

    ¡Oiga usted!, sepa que hablo de las pequeñas cosas que tiene la vida, o sea, de abrazos y besos. De amor y poesía. De momentos que pueden definir una vida. Del empírico dato que desnuda el alma y al mismo tiempo  demostrar fallida una sociedad que a pesar de los pesares, de las crisis tormentosas y sus miserias... ¡Oiga usted, aún hay esperanza!.
     
    Para aquellos quienes desgraciadamente, y no sin razón, les ha llegado la fiebre de la desesperación, quisiera traerles una ilusión que fuera un dato demoledor ante los abusos de una realidad que espanta y se alarga en el tiempo como los adioses en las frías madrugadas... pronto traeré una ilusión, ahora no, pero tengan fe, aún hay esperanza.
     
    Para los que irradian felicidad y mucho optimismo, pedirles que animen a los que no tienen dónde caerse muertos, que esta crisis es jodida, y aunque no es noticia porque llevamos cinco años maltratándonos, díganles que los buenos tiempos están a la vuelta de la esquina, y la esquina no está rota: díganles que aún hay esperanza.
     
    Y a ese amor que pretende crucificar a la María por tanto desconsuelo, le digo, porque de amor entiendo, que la María no es culpable... Pregunte si no me cree, ella también lo sufre.
     
    Por la realidad que representa la estabilidad económica y financiera de este país, o porque al fin estamos desafiando a quien corresponde: políticos culpables de una crisis que pudieron evitar o al menos que no la pagara el pueblo, les dejo con un dato doliente como el abrazo que no llegó a ser o la mirada de unos ojos negros azabache que no he vuelto a ver... Los bancos siguen ganando y el pueblo perdiendo... Pero eso ya lo sabían. "El Banco del Vaticano, presentó su cuenta de resultados del pasado 2012 y ganó cuatro veces más que el año anterior: 85 millones de euros". ¿Qué disparate, verdad?

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook