Blog 
Quizá ya ocurrió
RSS - Blog de dona .

El autor

Blog Quizá ya ocurrió - dona .

dona .

Sobre este blog de Cultura

Quizá ya ocurrió es un lugar sacado de las brisas de un mar y sus brumas donde todas las ideas serán bienvenidas, sobre todo las infundadas y las que vienen de los que dudan y otros caprichos, y donde la evidencia, no será ni mucho menos suficiente para desmentir una verdad. En fin, ya me entienden....


Archivo

  • 16
    Octubre
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Rajoy, mi alergia por cuatro años...

    "Acudí hace poco a una conferencia en la que el orador hablaba de la alergia a la vida, pues hay también individuos alérgicos a la vida, así, en general. Se trata, decía el disertante, de una alergia que, sin matar, produce infinidad de síntomas que convierten la existencia en un infierno". Juan José Millás.

    El señor Millás, al final de su artículo propone la escritura como antídoto para la alergia a la vida. "Escribir es saludable y ha de ser un buen antídoto". De acuerdo, pero yo iría más lejos: proponer a estos individuos alérgicos a la vida y a la propia vida, un día de reconciliación. Porque no hay individuos alérgicos si nada o nadie se lo provoca.

    En cualquier momento, la vida nos sorprende con hechos que nos producen alergia, son comportamientos, decires, muecas o malas caras, son personas y también son miserias. De viejo, a mí la vida no me produce alergia, la vida me produce bienestar simplemente por ver amanecer. Porque es un día más, y eso es mucho para un viejo. También lo debiera ser para un joven, pero no recuerdo.

    Escribir es saludable y ha de ser un buen antídoto para la alergia a la vida, lo dice Juan José Millás. Ay, pero no lo dice Rajoy. Porque Rajoy no escribe, y si escribe no lo entiende. Se lo dijo claro Pedro Jota: "Tiene usted treinta segundos para contestar". Y Rajoy atarantado por la pregunta no sabía qué contestar, ni siquiera fue capaz de leer la respuesta que él mismo había escrito en un papel. Rajoy escribe, pero no es capaz de leer lo que escribe. Entonces, Rajoy no escribe o no sabe escribir elegible, Era un debate abierto en televisión a cuento de las elecciones generales, y el incidente lo provocó una joven en paro. La joven quería saber qué iba a hacer con los dos millones de jóvenes parados. Y Rajoy no supo contestar porque Rajoy no es vida sino alergia. Evidente ahora. Entonces, aquí se produce un conflicto. ¿Escribir como antídoto a la alergia de la vida o a Rajoy? Para mí la vida no necesita antídoto, es para Rajoy. Porque es verlo y me salen erupciones rojizas en la cara y resquemor en la piel. Tengo alergia a Rajoy. Lo digo yo, y me lo confirma el alergólogo, y lo peor, no hay antídoto. Entonces me recomienda no ver televisión, leer prensa, y sobre todo, no pensar en él, porque la cortisona no es solución. Y cuatro años arrascándome tampoco, digo. No sé qué hacer, desde luego quedarme sin piel ni carne, esquelético, no quiero. Y alejarlo de mi mente no puedo. Rajoy es la alergia que convierte mi existencia en un infierno. Rajoy, mi alergia por cuatro años... casi tres, ¿y por qué no dos... o uno? ¿Qué?

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook