Blog 
Quizá ya ocurrió
RSS - Blog de dona .

El autor

Blog Quizá ya ocurrió - dona .

dona .

Sobre este blog de Cultura

Quizá ya ocurrió es un lugar sacado de las brisas de un mar y sus brumas donde todas las ideas serán bienvenidas, sobre todo las infundadas y las que vienen de los que dudan y otros caprichos, y donde la evidencia, no será ni mucho menos suficiente para desmentir una verdad. En fin, ya me entienden....


Archivo

  • 13
    Diciembre
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Santa Lucía

    Al fin es viernes, de fiar tal vez: ya nada tengo claro... vivir los años altos tiene sus consecuencias. Hoy es Santa Lucía, 13 de diciembre. ¿Y? No encuentro sentido a mis palabras.
      
    Se acerca la Navidad y temo que me empiecen a llegar cartas de felicitación. Es un choque emocional para mí, porque yo ese espíritu navideño que caracteriza a mucha gente no lo he sentido nunca. Se pudiera decir, si es que tiene algo que ver, que he olvidado mi infancia, perdido mi inocencia o que simplemente odio la Navidad.
      
    Los centros comerciales hace días que ya montaron su decoración navideña y los pueblos también engalanaron sus calles con bombillas creando figuras con motivos navideños. Y así, más o menos, empezamos a disfrutar de las fiestas navideñas con sus arbolitos y sus belenes. Patricia ya ha montado el Belén, me lo acaba de decir, pero más pequeño que otros años. (Mi hija está perdiendo la fe o espacio en su casa para el Belén). Pero al margen de mis sentires, lo cierto es que no veo la alegría de la Navidad en la calle. La crisis económica nos está dando fuerte y nos afecta el ánimo y el espíritu con la misma fuerza y crudeza con que nos afecta el bolsillo. ¿Quién tiene ganas de cantar villancicos en tales circunstancias? Aunque no faltará quien diga: "Al menos estamos vivos. Así que demos gracias a Dios y pidamos que ayude y proteja a quienes no puedan estar junto a sus seres queridos en estas fiestas. No dejemos que la crisis nos arrebate y nos prive de este sagrado sentimiento cristiano. No todo tiene que ser negativo. Eso: dejemos las deudas, los compromisos, los dolores de cabeza y las demás miserias a un lado. Aunque sea temporalmente. Aunque sea por unos días. Aunque sea hasta fin de mes. Aunque nada más sea para mantener intacto el espíritu de la Navidad". ¡Ay, dona, tanto aunque, a pesar de todo, no puede ser bueno!. En fin, seguiremos hablando de la Navidad, de mi amiga Roxana (te quiero) que es la única que me felicita la Navidad con una preciosa carta. Seguiremos hablando de mi suegra si es posible, de Rajoy, de la crisis, de la tristeza de una amiga (lo veo en tu mirada), de la vida... de casi todo seguiremos hablando si Dios quiere.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook