Blog 
Quizá ya ocurrió
RSS - Blog de dona .

El autor

Blog Quizá ya ocurrió - dona .

dona .

Sobre este blog de Cultura

Quizá ya ocurrió es un lugar sacado de las brisas de un mar y sus brumas donde todas las ideas serán bienvenidas, sobre todo las infundadas y las que vienen de los que dudan y otros caprichos, y donde la evidencia, no será ni mucho menos suficiente para desmentir una verdad. En fin, ya me entienden....


Archivo

  • 13
    Noviembre
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Un clamor lacerante

    "Nos dejan sin futuro. Huelga General. Hay culpables. Hay soluciones".

    Cada vez que oigo "signos positivos en la economía" siento un dolor de cabeza que solo se mitiga con el terco compromiso de futuro esperanzado. Mañana, decenas, cientos, miles de personas en condiciones de desahucio saldrán a la calle a defender lo poco que les queda y reclamar lo mucho que han perdido. La sociedad de este país mañana saldrá a la calle ya en defensa de la vida. Nunca una huelga general fue tan necesaria.

    La primera gran huelga obrera durante el régimen Franquista en España, fue la huelga de la minería del carbón en la Asturias de 1962. La "huelga del silencio". Los mineros asturianos con una simple mirada...  Los mineros asturianos puño en alto en huelga un día sí y otro también (los mineros asturianos volvieron al trabajo tras dos meses de huelga). Eran otros tiempos. Tiempos de hambre y miseria: miseria social, económica, sanitaria, cultural... Miseria humana. A pesar de que mañana la asistencia a la huelga general no será masiva quizá, porque aún queda vida que perder y deudas que pagar, como la "huelgona del 62" en Asturias, el "14M" en España será un éxito igualmente. La solidaridad es el principal motor de la respuesta ciudadana. Unidad para evitar recordar el pasado con amarga nostalgia.

    En la defensa de los derechos fundamentales de la ciudadanía en esta patria de algunos, la conducta que asume la derecha con relación al futuro de todos, apenas deja atisbos de humanidad... (Es miserable invocar a Dios soslayando dolor ajeno).

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook