Blog 
Quizá ya ocurrió
RSS - Blog de dona .

El autor

Blog Quizá ya ocurrió - dona .

dona .

Sobre este blog de Cultura

Quizá ya ocurrió es un lugar sacado de las brisas de un mar y sus brumas donde todas las ideas serán bienvenidas, sobre todo las infundadas y las que vienen de los que dudan y otros caprichos, y donde la evidencia, no será ni mucho menos suficiente para desmentir una verdad. En fin, ya me entienden....


Archivo

  • 06
    Septiembre
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Violencia genera violencia.

    Un día que está por venir me sentaré ante el ordenador y buscaré una idea para escribir esperanzadora. Será un escrito con algún mensaje de Paz en la Tierra. Me apetece escribir sobre la Paz, pero me faltan ideas, y sobretodo ejemplos. El control que el mal ejerce sobre el humano ser es total. Lo escribía en la confianza de que todos y todas nos entendiéramos y fuéramos en la misma dirección. Y los conflictos no fuesen graves, o cuando menos la solución de los mismos no fuese por la vía de la violencia. Este no es mi mundo, solo es el que me ha tocado vivir.

    Este siglo XXI nos está trayendo más guerras, destrucción, zozobra, angustias... Nos decían que en el nuevo escenario mundial se superarían las fronteras y se construiría un mundo ideal para vivir. No es así y no va a ser posible de momento. Ahora se levantan otros muros de la vergüenza para separar a los hombres buenos y ricos de los hombres malos y pobres que solo quieren salvar la vida y comer. Y traer a sus familias para que también puedan comer y vivir en paz, quizás una paz que nunca conocieron.

    Parecía que la "Guerra Fría", era asunto del pasado... No aprendemos.¿"Guerra Fría" o "Paz Caliente"?

    La actualidad no es nada alentadora, nos muestra una amarga realidad, vivimos en guerra nunca hubo paz, ni de tregua ni de rendición... Incluso la realidad del brutal terrorismo nos puede convertir en víctimas cuando menos lo esperemos. También la misma realidad nos presenta otras desgracias, hablo de la miseria y la enfermedad de los países más pobres.

    Y las religiones, las religiones que promueven avales para el crimen con sus doctrinas intransigentes. Nada justifica el quebranto de la fe. El sagrado respeto a los valores espirituales y humanos no debiera permitirnos hablar ya de guerras santas. Eso también es una afrenta a la humanidad. Seremos mucho más grandes en la lucha si combatimos armados de principios y valores. Violencia genera violencia. Viejo principio que muchos olvidan.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook